Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Primavera Sound pide al Ayuntamiento que regule el uso de espacios públicos para festivales

"Las instalaciones municipales no pueden alquilarse como salas privadas", dice la promotora

La celebración en el recinto del Fórum de dos festivales musicales de perfil similar, el Primavera Sound en junio y el Summercase en julio, ha llevado a los promotores del primero de ellos a reclamar al Ayuntamiento que "regule el uso de sus instalaciones y no las deje únicamente al libre albedrío de las leyes de mercado", señaló ayer Albert Guijarro, codirector del Primavera Sound. Guijarro añadió que, pese a que el mercado es libre, "carece de sentido que espacios municipales, como el Fórum, se alquilen como si se tratase de una sala privada de conciertos".

Carles Sala, responsable de Acción Cultural del Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB), reiteró por su parte el apoyo del Ayuntamiento al Primavera Sound, "un festival que el pasado año ayudó a evidenciar las bondades de un recinto como el Fórum, que ninguna promotora privada se había atrevido a utilizar antes". Sala precisó que ahora "hay que ver si la convivencia del Primavera y del Summercase divide o multiplica al público asistente", y consideró que "el Ayuntamiento no puede prohibir el uso de un espacio público a una empresa privada que, como Sinnamon, promueve el Summercase bajo su responsabilidad".

Paco Pérez, director del Espacio Fórum de la empresa BSM, gestora del Fórum, aclaró que "el contrato con Summercase no se ha firmado aún, pero ello sólo depende de aspectos burocráticos", Pérez se enorgulleció de que el Fórum se consolide "como un espacio idóneo para todo tipo de actividades culturales no ya de Barcelona, sino de toda su área metropolitana". Y restó importancia a que se solapen actividades de perfil similar en sus instalaciones, "ya que en el Fórum se realizan la Feria de Abril y la Mercè y nadie duda de sus diferentes personalidades". Esta visión comercial al gestionar espacios públicos es la que Guijarro cuestiona, al entender: "BSM es una empresa que sólo se dedica a alquilar sus espacios, sin que medie ninguna otra consideración. La política cultural del Ayuntamiento habría de estar regida no sólo por un criterio de rentabilidad a corto plazo".

Respecto a las razones que han impedido que el Summercase se celebre en el Anillo Olímpico, Josep García Puga, gerente del distrito de Sants-Montjuïc, indicó: "Desde hace cuatro años estamos intentando que las actividades nocturnas se desplacen a otros lugares de la ciudad, ya que originan notables molestias a los vecinos de la zona". Puga añadió: "No nos negamos a la realización de todas las actividades nocturnas, sino a la de aquellas que concluyan a una hora intempestiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de mayo de 2006