Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Seis mujeres en busca de superación

Llega a Cuatro 'La casa de cristal', formato para afrontar problemas de estrés o autoestima

Seis historias. Seis mujeres de diferentes edades y clase social tendrán la oportunidad de dar un vuelco total a su existencia a través de La casa de cristal el nuevo espacio de 30 minutos que Cuatro estrenará mañana (de lunes a viernes, 15.55), pensado para ayudar a mujeres con estrés, falta de motivación o baja autoestima...

Problemas, todos ellos, habituales en las sociedades modernas.

Un elegante chalet situado al norte de Madrid acogerá a las protagonistas. Allí convivirán por voluntad propia el lapso necesario para superar, gracias a las buenas artes de un equipo de asesores, los contratiempos. Producido por Four Luck Banana (Idénticos), el programa es la adaptación de Starting over, formato estadounidense que lleva dos años y medio triunfando en la cadena NBC y que ha sido merecedor de una candidatura a los Emmy. Cada día, Ana García Lozano (Ésta es mi historia, Préstame tu vida) dará a conocer en directo las actividades de la casa.

Para Leonardo Baltanás, director de programas de Cuatro, el espacio constituye "una novedad dentro del panorama de la televisión española", y subraya que aunque no se libra "de ciertos toques de reality show" cuenta "con otros ingredientes". "No es ni Gran Hermano ni Operación Triunfo. Es más bien una mezcla entre los programas de testimonios y los de telerrealidad", apunta. "La vocación de Cuatro es generalista, pero queremos aportar un marco de visión diferente, como ha sido el caso de Supernanny y ¡Oído, cocina!", añade.

Catorce cámaras robotizadas seguirán los pasos de las participantes. "Estarán situadas en las zonas comunes, nunca en los aseos ni en las habitaciones", matiza Robert Fonollosa, responsable de Four Luck Banana. Podrán salir a la calle, ver la televisión, leer, llamar por teléfono y recibir visitas. "Esto no es un encierro", opina Fonollosa, que recuerda que la selección se hizo a través de un gabinete psicológico. "Se recibieron más de 700 llamadas".

Los espectadores pronto podrán familiarizarse con los avatares de las elegidas. Juana Bautista o Mama Linda, como la conocen en Sevilla, es una de ellas. Hondureña de nacimiento, tiene un hijo y se confiesa una madre absorbente y excesivamente preocupada. ¿Su objetivo? Pensar más en sí misma. Otra es la madrileña Rosario Puente (de 29 años). Aunque es emprendedora, se siente incapaz de estar sola. Desea ser más independiente.

Un psicólogo y dos consejeros proporcionarán a las habitantes las herramientas necesarias para que ganen confianza. Ellos elaborarán una batería de objetivos, diseñados individualmente para cada mujer que "necesite un empujón para salir adelante", según Baltanás. También estarán asesoradas "por un grupo adicional de expertos formado por un nutricionista, una sexóloga y un entrenador personal", explica Pilar González, directora de La casa de cristal. Cuando consigan la meta, estarán preparadas para afrontar una existencia distinta. Habrá llegado entonces el momento de abandonar la residencia y estrenar una vida nueva.

Y si La casa de cristal está a medio camino entre dos formatos, Tele 5 estrenará próximamente Supervivientes: perdidos en el Caribe, un programa de telerrealidad pura y dura. La crónica diaria de las extremas condiciones de vida de los participantes será relatada por José María Íñigo desde la República Dominicana. Jesús Vázquez conducirá la gala semanal. En un inhóspito paraje, 13 caras famosas -seis hombres y siete mujeres- formarán un equipo único de sufridores. La nueva edición de Supervivientes llega salpicada por la polémica. Tele 5 pensaba fichar a Eduard Forés para conducir el debate dominical. Pero dio marcha atrás al saber que el presentador de varios programas de Canal 9 fue acusado de grabar en vídeo relaciones sexuales con una menor. Óscar Martínez ocupará su lugar.

De sorprendente se puede calificar la nueva apuesta de la televisión autonómica gallega (TVG). Después del verano estrenará A casa de 1906. Basado en un popular formato del británico Channel 4, el programa consiste en hacer que dos familias gallegas se trasladen durante seis semanas a 1906 para vivir en las condiciones de aquella época.

La Sexta tampoco ha podido resistirse al encanto de los realities. Esta semana ha puesto en antena El show de Cándido, que pretende parodiar los espacios de telerrealidad. Un pintor bilbaíno en paro está conviviendo en una mansión en Buenos Aires con ocho concursantes que él desconoce que son actores y que todo es una ficción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de abril de 2006