Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos personas fallecidas y otras dos heridas en un choque triple en Calpe

Un camionero muere en otro accidente registrado en Villena

Dos accidentes de tráfico, ocurridos en menos de dos horas en la provincia de Alicante, se cobraron ayer la vida de tres personas. El primero se registró en Calpe, cuando un coche saltó la mediana y provocó una colisión triple. Los seis ocupantes de los vehículos quedaron atrapados. Dos fallecieron y otros tantos resultaron heridos graves. Una hora y media después, un camionero se estrelló contra la mediana en la A-31, en Villena, y murió.

La estadística de muertos en las carreteras españolas sigue engordando. Los dos últimos accidentes con consecuencias mortales se registraron en menos de dos horas en la provincia de Alicante. Cuando los servicios médicos y de bomberos trabajan en el escenario de uno de los siniestros, otra colisión de tráfico se saldó con un motorista con lesiones de carácter grave.

El primero de los tres siniestros se registró sobre las 14.30 en el punto kilométrico 631,900 de la autopista 7, en el término municipal de Calpe, al norte de la provincia de Alicante. Por causas que no han trascendido, uno de los vehículos, que circulaba en dirección a Alicante -un Hyundai Accent en el que viajaban tres pasajeros de 21, 21 y 23 años- se saltó la mediana, invadió el carril contrario y provocó una colisión lateral con otro turismo -un Citroën Berlingo ocupado por dos hombres de 32 años- que viajaba en sentido Valencia.

El choque, que se originó en un cambio de rasante, provocó la colisión frontal con un tercer coche, un Ford Mondeo en el que viajaba una sola persona. La aparatosidad de la colisión dejó atrapados a los seis ocupantes de los tres vehículos implicados. Uno de los coches quedó destrozado, mientras que los otros dos volcaron, según informaron fuentes del Consorcio provincial de Bomberos.

Un testigo fue quien dio la voz de alarma a los servicios sanitarios, que se desplazaron de inmediato al lugar del accidente. El estado en el que quedaron los vehículos obligó a intervenir a los bomberos. Efectivos del parque de Benidorm y de Dénia se desplazaron para colaborar en las labores de rescate de las víctimas, que quedaron atrapadas entre los amasijos.

A causa del accidente, dos personas, de 32 y 37 años, respectivamente, perdieron la vida, según informó el Centro de Gestión de Tráfico de Valencia. Fuentes sanitarios señalaron que otros dos ocupantes resultaron heridos graves, mientras que otros dos sufrieron heridas leves.

Para asistir sanitariamente a las víctimas, fue necesario el desplazamiento de un helicóptero medicalizado a la zona con el fin de agilizar la evacuación de los heridos. Uno de ellos, un joven de 30 años, fue trasladado por el helicóptero al Hospital General de Alicante, donde ingresó en el centro hospitalario en estado grave vital [término que en el argot médico significa que las posibilidades de supervivencia del herido son reducidas]. El aterrizaje del aparato obligó a cortar el tráfico rodado en uno de los carriles por espacio de, al menos, una hora, circunstancia que ralentizó la circulación con colas de hasta cuatro kilómetros.

Los otros heridos, de 20 y 32 años, fueron traslados por unidades medicalizadas al hospital de la Vila Joiosa en estado crítico y grave funcional, respectivamente, según apuntaron fuentes sanitarias.

Entretanto, cuando los servicios médicos y de bomberos trabajaban en la excarcelación de las seis personas siniestradas en el escenario del accidente, un vehículo aminoró la velocidad. Fuentes de Gestión de Tráfico de Valencia indicaron que, en ese momento, un motorista impactó con el vehículo que redujo la marcha. Como consecuencia del choque, el conductor de la motocicleta sufrió fractura en ambas piernas, además de un fuerte impacto en las costillas, a tenor de los datos facilitados por el Centro de Información y Coordinación de Urgencias. La víctima fue trasladada también por el helicóptero medicalizado, de la Diputación de Alicante, a un centro hospitalario para ser atendido de sus heridas.

Una hora y media después, en Villena (noroeste de la provincia de Alicante), otro mortal accidente segó la vida de otra persona. El conductor de un camión, de 31 años, perdió la vida al chocar el vehículo que conducía contra una mediana por causas que no han trascendido, según fuentes del Centro de Gestión de Tráfico.

El accidente se registró sobre las 16.15, en el punto kilométrico 173 de la autovía 31, en dirección Madrid. El tráiler se salió de la calzada y colisionó con la barrera causando la muerte de su conductor.

Estadística truncada

Los dos accidentes mortales registrados ayer en Alicante empañan la favorable estadística obtenida durante el puente festivo de la Semana Santa, cuando esta provincia fue de las pocas que logró cerrar el periodo vacacional sin accidentes mortales en las carreteras de su demarcación. El único siniestro mortal ocurrió a las 12.56 del domingo, en una de las carreteras interurbanas de la ciudad y donde un hombre de 70 años falleció y su pareja resultó herida grave. Este tramo de la red viaria, que une el casco urbano de Alicante con la zona de playas y en la actualidad en obras, es uno de los puntos negros del entramado metropolitano.

Las carreteras alicantinas quedaron al margen de la siniestra lista de muertos en el ámbito estatal que se elevó hasta los 108 personas muertas, cifra que superó los datos registrados durante el mismo período del año anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de abril de 2006

Más información