Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aragonés resalta la importancia de la "fe" y la "mente" para ganar el Mundial

"Creo que España puede ganar el Mundial...aunque luego puede pasar de todo y quedar eliminados a la primera". Esa valoración la hizo ayer el seleccionador nacional de fútbol, Luis Aragonés, en la jornada de convivencia de la selección en un hotel de Madrid. Para Aragonés, la clave del éxito mundialista está en "saber sufrir" y "viajar convencidos" de la victoria. El seleccionador también resaltó la importancia de la "fe" y de la "mente" para afrontar el reto de ganar el Mundial: "el convencimiento mueve montañas", añadió. En caso de victoria, la prima por jugador sería de 240.000 euros aproximadamente.

El preparador valoró la importancia de la jornada de convivencia, que se repetirá el próximo 8 de mayo: "Es un anuncio de que el Mundial está cerca y una manera de decirles a los jugadores que de ellos dependen los 23 que vayan a estar en la lista". No quiso adelantar su decisión con respecto a la portería: "No quiero decirlo, ¿para qué voy a decirlo? En el fondo lo sabéis", dijo dejando entrever que será Casillas y respecto a los lesionados, el barcelonista Xavi y el valencianista Vicente, Aragonés quiere que jueguen algún encuentro antes de la última concentración. "Tengo una preocupación serena. Xavi mañana (por hoy) empieza a tocar balón con sus compañeros y Vicente está bastante mejor. Ahora mismo no podemos hablar de cómo estarán, es cuestión de que médicamente lleguen bien y estén en la forma deseada". Antes del Mundial, la selección jugará tres partidos, en los que Aragonés cree que "pueden mejorar, pero antes tienen que jugar", matizó.

A la convivencia de ayer acudieron 30 de los 33 jugadores citados. Faltaron Cesc y Reyes, del Arsenal, e Iván de la Peña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de abril de 2006