Crónica:Baloncesto | Copa de la FIBACrónica
i

Título europeo para la Penya

El conjunto verdinegro aplasta al Khimki, ruso, en la final de Kiev

El DKV Joventut volvió a alzar un título europeo después de arrasar al Khimki, ruso, en la final de la Copa de la FIBA. La última vez que el conjunto verdinegro saboreó las mieles de un trofeo continental fue en 1994, cuando conquistó la Liga europea ante el Olympiakos. Entonces, el artífice del éxito fue Jordi Villacampa, ahora presidente del club. Anoche, los culpables del triunfo fueron los triples de Huertas y Barton más la actuación estelar de Rudy Fernández, que fue elegido el mejor jugador de la final.

El Khimki, viejo conocido porque ya se enfrentaron en la fase previa -ganó el equipo ruso por 29 puntos-, no opuso resistencia alguna. Sí que se envalentonó cuando el equipo de Aíto García Reneses acumuló las faltas en los hombres altos, pero no acabó de exprimir el juego interior y claudicó en el tercer cuarto, cuando el Juventut ya vencía por 27 puntos.

KHIMKI MOSCÚ 63 DKV JOVENTUT 88

Khimki Moscú: Booker (20), Gorenc (8), Torres (3), Petrenko (11), Wolkowisky (8) -equipo inicial-; Pozzecco (8), Okulaja (0), Fridzon (3), Levter (2), Tsypatchev (0), Krassnikov (0) y Savkov (0).

DKV Joventut: Bennett (6), Rudy (17), Mumbrú (9), Flis (4), Betts (3) -equipo inicial-; Barton (18), Archibald (9), Marcelinho (12), Vázquez (6), Pau Ribas (4) y Norel (0).

Árbitros: Lamonica, Koromilas y Keseratar. Eliminados por cinco faltas: Betts (m. 28), Archibald (m. 36) y Flis (m. 36).

Palats Sportu de Kiev: 1.500 espectadores.

4º CUARTO

3º CUARTO

2º CUARTO

1º CUARTO

12-15

18-28

22-26

11-19

Para lograr el título europeo, el cuarto después de las dos Copas Korac (1981 y 1990) y la Liga europea (1994), el Joventut se midió en la primera fase al Galil Elyon, al Gravelines, al Azovmash, al Khimki, al Privatbank EKA AEL, al Dínamo de Moscú y al Lokomoti Rostov. Ahora ha eliminado en la final a cuatro al Kiev y el Khimki.

El trofeo supone el el mejor regalo para la afición, que esperaba ansiosa volver al panorama internacional, y al club, que celebró el año pasado su 75º aniversario. También ha sido una bendición para García Reneses, que hasta la fecha había disputado seis finales a cuatro -con el Barça-y las había perdido todas. "Lo más importante no sólo es que se haya ganado, sino la forma de ganar", subrayó. "Es el primer título de los muchos que nos quedan por levantar", sentenció Rudy Fernández. "La clave ha sido no caer en el nerviosismo", destacó Bennett. El Joventut ha vuelto a asomar la cabeza en Europa.

Archibald intenta superar a Wolkowsky.
Archibald intenta superar a Wolkowsky.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50