Crónica:Baloncesto | EuroligaCrónica
i

Demasiado para el Tau

El conjunto vitoriano, muy limitado, pierde ante un Panathinaikos con mucho oficio

El Tau cayó en Atenas frente al Panathinaikos por pura impotencia. En el inmenso Oaka, ante más de 18.000 espectadores, se encontró a un equipo griego que no necesitó hacer un gran partido para adelantarse (1-0) en los cuartos de final de la Euroliga.

El cuadro vitoriano comenzó el choque cometiendo numerosas imprecisiones y pérdidas del balón, regalando claros contraaques a los griegos. A la hora de defender tampoco empezó fino el Baskonia. El alero Travis Hansen contuvo un poco la sangría con su acierto en los triples, pero no había noticias del juego interior.

El Tau sobrevivió gran parte del encuentro gracias al desacierto de los jugadores de Obradovic desde los 6,25 metros. Perasovic dispuso una zona para tratar de frenar las penetraciones de los rivales, que superaban una y otra vez a sus pares en el uno contra uno con facilidad. La estrategia defensiva del croata funcionó, pero no por su eficacia, sino por el desatino del Panathinaikos.

PANATHINAIKOS 84 - TAU 72

Panathinaikos: Hatzivrettas (7), Diamantidis (8), Spanoulis (13), Tsartsaris (5), Batiste (15) -quinteto inicial-, Lakovic (7), Tomasevic (13), Alvertis (3), Scepanovic (11) y Sakota (2).

Tau Cerámica: Prigioni (2), Hansen (17), Jacobsen (-), David (10), Scola (20) -quinteto iniclal-, Erdogan (5), Splitter (12), Chalmers (6) y Vidal (-).

Árbitros: Sudek (Eslovaquia), Faccini (Italia) y Sahin (Turquía). Exclusiones: Prigioni (m. 38).

Unos 20.000 espectadores en el pabellón Oaka de Atenas.

4º CUARTO 23-14

3º CUARTO 18-21

2º CUARTO 19-16

1º CUARTO 24-21

Scepanovic, Alvertis o Lacovic desperdiciaron numerosos intentos triples en posiciones muy cómodas. El equipo griego firmó un 7 de 28 desde la línea de los tres puntos. Curiosamente, un triple del ala-pívot Batiste finiqutó el partido a falta de un minuto. El Baskonia fue incapaz de ponerse por delante, espeso en el ataque y perjudicado por las tempraneras faltas de Prigioni y Scola, auténticos sostenes de este equipo, y por la de Hansen, muy acertado al comienzo.

Spliter lo intentó con su coraje habitual, pero no fue suficiente. Scola apareció en el ataque en el último cuarto, pero era ya demasiado tarde. Para colmo, el ex baskonista Tomasevic acertó con los tiros libres en la fase final del partido, evitando la remontada vitoriana. La negada noche de Casey Jacobsen y de Serkan Erdogan privó al Baskonia del tiro exterior y Lionel Chalmers, sustituto de Prigioni en la dirección del equipo, tuvo también una aportación menor.

La falta de un recambio de garantías en ese puesto, Ukic volvió a quedarse sin jugar un solo segundo, quedó una vez más en evidencia y es un handicap demasiado grande para luchar con garantías por un puesto en la Final a Cuatro de Praga y en los próximos play-offs de la Liga ACB, también a la vuelta de la esquina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de abril de 2006.

Lo más visto en...

Top 50