Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión Antiviolencia recurre la multa al Atlético

Pide además 5.000 euros de sanción por deficiencias del acceso al Calderón

La Comisión Antiviolencia acordó ayer recurrir la sanción de 3.000 euros impuesta por el Comité de Competición al Atlético de Madrid por los incidentes ocurridos el pasado jueves en el estadio Vicente Calderón en el partido ante el Sevilla, durante el cual se lanzaron al césped varios objetos, incluídas una botella de whisky y varias latas de cerveza, y que fue suspendido por el árbitro Ayza Gámez durante 31 minutos. La Comisión, además, propusó una multa de 5.000 euros al club madrileño "por deficiencias en los controles de acceso a su campo".

"Fueron unos incidentes graves que no podemos permitir en el fútbol español", aseguró ayer Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, en referencia a los incidentes ocurridos en el Vicente Calderón, y recordó que los dirigentes del Atlético "están actuando de manera decidida para localizar a los autores". El club anunció que, en el caso de que los responsables de los incidentes sean socios de la entidad, serán expulsados de inmediato.

Lissavetzky resaltó la importancia de la ley presentada por el Gobierno, que está en fase de anteproyecto, y que lleva el nombre de Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte. Un texto que incluye la posibilidad de eliminar una sanción a un club en el caso de que éste colabore en la detección de los seguidores que participen en incidentes. Lissavetzky afirmó que "el deporte es algo que une y no que separa; sus valores son inmensos y queremos proyectarlos a la sociedad".

Por otro lado, la Comisión Antiviolencia tambien propuso otras sanciones. La de mayor cuantía es la solicitada para cuatro seguidores identificados por proferir gritos racistas y xenófobos durante el partido que se disputo en el campo de la Romareda entre el Zaragoza y el Real Madrid. Para cada uno de ellos, la Comisión pide 6.000 euros de multa.

El Getafe también ha recibido una propuesta de sanción por importe de 3.500 euros por "deficiencias en las medidas de control de permanencia y desalojo de espectadores y por no impedir que, al finalizar el encuentro ante la Real Sociedad, varios aficionados del equipo local invadieran el terreno de juego mientras aún permanecían en él varios jugadores y el trío arbitral".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de marzo de 2006