Necrológica:EN MEMORIA DE ÓSCAR MANESI | NECROLÓGICASPerfil
i

Un renovador del grabado

Murió el 3 de marzo. El 12 de julio de 2006 iba a cumplir 64 años. Llegamos juntos a Madrid, desde Argentina, en 1976, después de una estancia en Asunción del Paraguay, gracias a la ayuda y el estímulo de Carlos Colombino, Osvaldo Salerno, Ticio Escobar, y en São Paulo. Aquí, con una experiencia ya sólida como grabador en metal, comenzó a trabajar en Grupo 15, donde trabó relación, entre otros, con María Corral, Carmen Jiménez, José Ayllón, uno de los fundadores del grupo El Paso.

Más adelante, después de su continua actividad como creador y estampador, montó su propio taller en un local de la calle Luis Vélez de Guevara, cerca de la plaza de Tirso de Molina. En 1995 fundó la editorial de obra gráfica que lleva su nombre.

Trabajador incansable, aparte de su labor como creador, que le valió, entre otros galardones, el primer Premio en la VII Trienal de Polonia 2004, el Premio Nacional de Grabado 1998, la Mención de Honor en el Certamen Nacional de Grabado de Madrid de 1997, el Premio del Salón Internacional de Buenos Aires y el de la Bienal de Ibiza en 1982, merece destacarse su temple individual, su capacidad para comprender la obra de otros artistas y encontrar las soluciones técnicas adecuadas, así como para estimular a los jóvenes, sin dogmas ni normas rígidas, intentando que cada uno de ellos descubriese el propio pulso, el trazo, la imagen que singulariza.

Su empuje, su energía, su ojo crítico y comprensivo, hacían de Óscar Manesi el ejemplo del ser humano que construye una obra y se hace a sí mismo obra de arte, en ese espacio, muchas veces tierra de nadie, en que la ética personal se funde con el compromiso estético.

En la obra gráfica, así como en sus cuadros próximos a la escultura, reveló una necesidad imperiosa por encontrar nuevas vías expresivas, lo que sin duda iba acompañado en ocasiones de la insatisfacción, la inquietud, la pregunta permanente. Y esa experiencia, esa búsqueda, hace que sea reconocido como uno de los renovadores del grabado en España.

Hemos perdido a un artista, un artista que transitaba por la vida cotidiana haciendo del primor una norma: agasajaba a quienes quería preparando manjares en los que la sencillez no iba reñida con el buen gusto; disfrutaba del canto y de la facultad que da el teatro y la parodia; hacía del diálogo un desafío contra las convenciones; buscaba el amor como quien recorre la isla del tesoro; firme, riguroso, audaz, se derramaba, leal a tope, por el maravilloso abismo de la ternura.

Se nos ha ido alguien que supo hacer de la pasión y la duda los principios imprescindibles de un trabajo fuera de la molicie de los esquemas consabidos. Fuera del cómodo recurso de aceptar sin rechistar las verdades consagradas. Desnudo, envuelto en (prisionero de) un alambre de espinos, apoyó las manifestaciones contra la guerra de Irak. Seguramente se espanta aún, desnudo ante nosotros, observando sin pausa los Paisajes de la guerra, título de una de sus series de aguafuertes, realizada mucho antes del último (¿?) mesiánico estallido. Se espanta o se ríe, con esa risa que también brota de la amargura ante el sinsentido del mundo.

Trabajó con artistas como Carmen Lafont, Manolo Valdés, Antón Lamazares, Elena Blasco, Sigfrido Martín Begué, Manuel Saiz, Juan Ugalde, Lorenzo Mena, Gerardo Rueda. Y la enumeración no se agota en estos nombres. Muchas personas, ligadas o no al ambiente de las artes en general han manifestado su estupor y su pesar por la muerte de Óscar Manesi: los italianos de la Casa Falconieri Gabriela Locci y Dario Piludu, así como Giovanni Coda, Luis Gordillo, Rafael Canogar, Carmen Jiménez, Elena del Rivero, Carlos Colombino, María Corral, María Suardi, Blas Matamoro, Ana Rossetti, Osvaldo Salerno, Javier Gurruchaga, Noni Benegas, Claudio Pérez Míguez, Raúl Manrique Girón, Jesús Gironés, Almudena Mora, Amanda Jospe (su psicóloga), Valle Quintana, Edgardo Frontini...

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50