Reportaje:Fútbol | 29ª jornada de Liga

López Caro sigue con su ruleta

El entrenador del Madrid recurre en La Romareda a Ronaldo, al que, como a Robinho y Beckham, sólo sentó tras irse Florentino Pérez

Florentino Pérez dimitió el 27 de febrero como presidente del Madrid. Por sorpresa. Argumentó, entre otras causas, su incapacidad para "educar a la plantilla". El equipo acababa de perder ante el Mallorca. Estaba pendiente el partido de vuelta de la Liga de Campeones contra el Arsenal, que había ganado el de ida en el Bernabéu (0-1). Tras la salida de Pérez, las alineaciones del técnico madridista, Juan Ramón López Caro, dejaron de ser predecibles. Varios jugadores aparentemente imprescindibles hasta entonces desaparecieron. En cambio, emergieron otros hasta esa fecha proscritos. "Pongo a quien creo profesionalmente que debo poner", se justifica López Caro. Hoy, en ese baile imprevisible iniciado con el adiós de Pérez y la recuperación de Raúl, vuelve Ronaldo a la titularidad después de tres partidos en los que el Madrid se ha quedado sin marcar. Ya no le queda ninguna posibilidad de ganar un título. En la Liga está a once puntos del Barça a falta de diez jornadas. Pero el segundo puesto permite eludir la fase previa de la Champions, en agosto.

Con la vuelta de Raúl y el cambio presidencial, el técnico sólo ha repetido equipo en una ocasión

Raúl, capitán del equipo, se recuperó definitivamente de su lesión el 25 del mismo mes en el que Pérez dijo que no podía más. Antes regañó publicamente a Ronaldo por demandar el "cariño" de la afición. Raúl jugó sus primeros minutos el 4 de marzo, ante el Atlético. Fernando Martín, el sucesor de Pérez, presidió ese día su primer encuentro desde el palco. Ronaldo, el máximo goleador, que no había dejado de jugar ningún choque por decisión técnica, desapareció. No ha disputado como titular ningún encuentro liguero desde la llegada de Martín. Tampoco se vio el dorsal de Robinho, que había jugado los primeros once encuentros con López Caro. A partir de entonces, tras la dimisión de Pérez y la recuperación de Raúl, las alineaciones de López Caro empezaron a bailar. De hecho, en toda su etapa como responsable, sólo la ha repetido en una ocasión. Ante el Sevilla y el Cádiz. Nadie se atreve a pronosticar el once. Alternativamente, desaparecen Helguera, Mejía, Gravesen o Beckham, que cayó por primera vez desde su fichaje el pasado domingo frente al Betis. Emergen Raúl Bravo, Cassano o Salgado. Entra y sale Cicinho.

"No es cierto que haya variado las alineaciones por la marcha de Florentino", se defiende López Caro ante la sospecha de que, liberado de la vigilancia del ex mandatario y agotadas sus esperanzas de continuar en el banquillo, haya empezado a elaborar las listas de convocados con nuevos y ocultos criterios. "He quitado a jugadores porque, en mi opinión, no estaban en las mejores condiciones. Yo no pongo nombres, pongo hombres", alega el técnico jiennense.

Hoy volverá a alinear a Ronaldo. El Madrid se ha quedado sin marcar en sus últimos tres partidos. "Tengo una gran preocupación por la falta de gol y busco soluciones", dice López Caro. El preparador, calificado de "provisional" por Emilio Butragueño, uno de los vicepresidentes del club, ya ha confesado su desilusión ante la abierta búsqueda de un nuevo entrenador. "Tengo derecho a tener ilusión", replica López Caro, que piensa de sí mismo que es "un luchador" y que divide el mundo en dos tipos de individuos: "Los que se marchan y los que aguantan". Él, comenta, es de los que se queda hasta el final. Un epílogo ya anunciado por Martín y cuya fecha prevista es precisamente la conclusión de la Liga.

Además del regreso a la titularidad de Ronaldo, las novedades para el encuentro de Zaragoza son las bajas de Raúl Bravo, por lesión, y de Guti, por sanción. Además, vuelven Helguera y Pavón. Los dos zagueros ya figuraron, antes de desaparecer, en la lista con la que se estrenó López Caro, a mediados del mes de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50