_
_
_
_
_

Conthe considera que Cuevas le ha acusado de prevaricar

Una tibia disculpa de la patronal CEOE no ha servido para reconducir su relación con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que echa chispas. Así se desprende del intercambio de cartas producido entre sus respectivos presidentes, José María Cuevas y Manuel Conthe, en relación con los comentarios del primero sobre la oferta pública de adquisición (OPA) de Gas Natural por Endesa. Hasta el punto de que Conthe ha llegado a acusar a Cuevas de haberle imputado "un delito de prevaricación o, en el mejor de los casos, una grave deshonestidad".

El encontronazo, que se suma al que Cuevas ha mantenido con los empresarios vascos y catalanes y con el Gobierno, arranca de las siguientes declaraciones, hechas en el transcurso de un desayuno informativo: "Yo soy un modesto accionista de Endesa y, en este momento, no sé si la OPA me la hace Gas Natural, me la hace el señor Montilla o me la hace el señor Conthe, o no sé quién es el que me la hace".

Tras conocer dichas manifestaciones, el presidente de la CNMV envió una carta a Cuevas, que lleva fecha del 10 de marzo y en la que se declara "incrédulo". Manuel Conthe exige en su misiva que Cuevas realice una rectificación "pública e inmediata", ya que considera que el presidente de la patronal de los empresarios españoles le ha imputado "un delito de prevaricación o, en el mejor de los casos, una grave deshonestidad".

Como respuesta, a Conthe le llegó una carta de Cuevas cuatro días más tarde, con fecha del 14 de marzo. En ella, el patrón de los empresarios atribuía a sus propias palabras -pronunciadas en su calidad de "modesto accionista de Endesa"- un "carácter puramente coloquial y desenfadado", como se desprendería del "contexto de mi intervención objetiva, desapasionada y no interesada". El presidente de la CEOE niega en el breve texto que haya imputado ninguna actuación deshonesta, y menos aún un delito, a Conthe, sino que la CNMV -no personaliza en su presidente- le "merece, institucionalmente, todos los respetos".

Como disculpa, a Manuel Conthe no le ha parecido suficiente. El presidente del supervisor de los mercados se siente por ello "legitimado" a hacer público el contenido de este cruce de cartas. La disculpa de Cuevas "debió ser tan pública y concreta como su ofensa", según argumenta una "declaración personal" difundida ayer, en la que ironiza con que el presidente de la CEOE hablara "a Dios gracias, sin ánimo de ofender".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_