Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESAS

TomTom añade pantalla táctil de 4 pulgadas a sus navegadores

El modelo 910, incorpora función de lectura de textos y reproductor MP3 compatible con el iPod de Apple. Precio, sobre los 700 euros

En 2002 lanzaron su primer navegador personal para el consumidor. Cuatro años después ya tienen el 56% de la cuota de mercado europeo y la semana pasada presentaron en Londres su nueva línea de navegadores para automóviles TomTom Go (modelos 910, 710 y 510) además de una versión específica para profesionales denominada Work con la que quieren desembarcar en el mercado de la gestión de flotas.

Los tres nuevos TomTom Go destinados al consumidor mejoran el funcionamiento del GPS. La gama más alta, el 910, lleva integrado mapas de Europa, Estados Unidos y Canadá, función de lectura de textos, reproductor mp3 cxompatible con el iPod de Apple.

Los tres modelos tienen una pantalla táctil LCD de cuatro pulgadas, función manos libres y un soporte para conectar al ordenador y descargarse las aplicaciones y servicios disponibles en su portal TomTom Plus. Ahora, además de voces, tráfico, meteorología y radares también hay libros de audio, contactos e información sobre el estado del tráfico en las carreteras. Su precio, alrededor de los 700 euros.

MÁS INFORMACIÓN

Más libertad

Harold Goddjin, consejero delegado de la empresa holandesa TomTom, habló de las claves del éxito y los retos de una compañía que ha conseguido vender dos millones de unidades en sólo dos años.

"TomTom resuelve un problema: la gente ya no se pierde mientras conduce, una sensación que provoca estrés. Tampoco pierde el tiempo y se siente más libre. Además, nuestras soluciones son asequibles. Todavía algo caras, cierto, pero han bajado más de un tercio de lo que solían costar: de los 2.000 euros a los 700 euros. Por último, son productos cuyo diseño entra por los ojos y que están al alcance de cualquier consumidor en las tiendas", asegura.

La empresa inició sus actividades en 1991 desarrollando aplicaciones para agendas electrónicas. Se llamaban PalmTop. Con el tiempo y cambio de nombre han ampliado su mercado a navegadores GPS pensados para coches "que nos dan el 90% de los ingresos" y para los teléfonos móviles "un mercado en crecimiento muy interesante", aunque cree que en cuanto a usabilidad todavía hay mucho por hacer.

"Las capacidades de los móviles son inmensas. Tanta funcionalidad confunde a la gente y si, además, añades aplicaciones de navegación que sólo son interesantes para un grupo reducido de personas muy aficionadas a la tecnología, aún les confundes más", asegura.

TomTom se centra en el gran público, el mercado de masas. "Nuestra máxima es que sea fácil de usar. Si el 10% de los coches ya van con navegador GPS, ahora nuestro objetivo es conquistar al 90% restante de los automóviles que ya están en circulación pero sin navegador".

La mayor parte de su negocio viene de Europa, "un mercado con un crecimiento de ventas espectacular en los últimos años".

También esperan crecer con fuerza en Estados Unidos, donde ya tienen el 24% de la cuota de mercado. Precisamente Garwin, empresa que lidera del sector al otro lado del Atlántico, le ha demandado por una presunta violación de patentes.

TomTom quiere colocar en 2006 más de tres millones de unidades en el mundo. La mayoría en la venta directa en tiendas pero también en los coches nuevos. Para ello, han establecido alianzas con algunos fabricantes de automóviles para que los incorporen en sus vehículos. Ya tienen acuerdos con Toyota, Seat y Opel en Europa y, en España también con Chevrolet, Nissan, Lancia, Citroën y Smart.

TOM TOM: www.tomtom.com

Servicio GPS para la gestión de flotas

Del gran público al mercado profesional. TomTom Work es un servicio que unifica navegación y gestión de flotas con el sistema de posicionamiento por satélite (GPS).

La solución consta de dos módulos distintos. Por un lado el servicio web TomTom Webfleet que permite gestionar una flota de vehículos las 24 horas del día, saber en todo momento en qué posición se encuentra el conductor desplazado y notificarle cambios en el plan de ruta o nuevos encargos mediante mensajes de texto. Para ello, se requiere que cada vehículo lleve instalado el módulo Tom Tom link que permite transmitir de manera automática la posición del coche (por GPS) así como cualquier otra información al servidor centralizado, mediante GPRS o UMTS.

La solución, disponible en Holanda, Bélgica, Alemania y Reino Unido, llegará a España previsiblemente a finales de 2006.

"La solución permite planificar las rutas de forma fácil y eficiente por sólo dos euros al día", según el consejero delegado de Tom Tom".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de marzo de 2006

Más información