Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía belga acusa al sevillista Dragutinovic de falsear el pasaporte

La fiscalía belga acusa al central serbio del Sevilla, Ivica Dragutinovic, de haber falsificado algunos documentos para obtener la nacionalidad belga y pide una pena para el futbolista de ocho meses de prisión. En este caso, que lleva en los tribunales desde mayo de 2004, la fiscalía solicita idéntica pena para el jugador del Rennes y ex sevillista, Ivica Mornar, una sanción económica de 600 euros para el supuesto autor del soborno a un funcionario belga y tres años de cárcel para éste último, según informa Efe. Desde el club sevillano, que aún no había recibido o visto ayer comunicación oficial alguna sobre este nuevo capítulo del caso, se asegura que la imputación al jugador es por procedimiento irregular, no por falsificación.

En la época de los hechos citados, Mornar jugaba en el Anderlecht y Dragutinovic, en el Standard de Lieja. Precisamente de ese club pasó el pasado verano al Sevilla, que dispuso de muy pocas horas para negociar tras la venta de Sergio Ramos al Real Madrid por 27 millones cuando sólo faltaban minutos para que se cerrara el plazo.

Coincide la petición de la fiscalía belga con uno de los peores momentos para el jugador desde que llegó a la capital andaluza. Tras una racha de considerable éxito profesional -el Sevilla fue uno de los equipos menos goleados de Europa hasta hace menos de un mes- la zaga sevillista comenzó a dar muestras de debilidad y el club se decidió a fichar del Ajax al central internacional francés Escudé. Además, Javi Navarro ya se ha recuperado de su lesión, por lo que la titularidad del serbio, que desea acudir al Mundial de Alemania con su selección, está en el aire.

Además, Dragutinovic también fue noticia en negativo la pasada semana. El miércoles le pegó un puñetazo al humorista y forofo sevillista, César Cadaval, del dúo Los Morancos. Ésta es una persona muy querida por el sevillismo en general y la actual directiva del club en particular y ha participado desinteresadamente en muchos de los actos del centenario blanquirrojo. Cadaval le gasto una broma al central (le tiró un beso) en la zona de vestuarios, pero Dragutinovic lo consideró una provocación y le golpeó con mucha dureza, rompiéndole una ceja al humorista. Pero eso no fue todo. Ese mismo día, tuvo otro altercado relacionado con una discusión por una cuestión de tráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de febrero de 2006