Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

A Kluivert le duele todo

Enésima lesión del delantero holandés, esta vez baja en la Copa por "molestias inespecíficas"

Las lesiones martirizan a Patrick Kluivert desde principio de temporada y comienzan a amenazar una carrera cuesta abajo. El delantero holandés, de 29 años, no jugará hoy con el Valencia en Riazor por una misteriosa dolencia. Según el parte del nuevo jefe médico del club, Antonio Giner, que en diciembre sustituyó a Rafael Llombart, Kluivert sufre "molestias inespecíficas" que le impidieron entrenarse ayer. También son baja Albelda, quien, tras sólo perderse 18 minutos entre Liga y Copa este curso, sufre una sobrecarga en los cuádriceps, y Butelle, el portero titular en la Copa, por unas molestias en la columna. Aimar y Baraja vuelven a la convocatoria.

El calvario de Kluivert es largo. El Valencia retrasó en verano su presentación tres semanas hasta comprobar que la rodilla izquierda, en la que se había sometido a una artroscopia sin comunicarlo al club, estaba en buenas condiciones. El defenestrado Llombart viajó a Holanda para dar el visto bueno. El jugador se había operado por su cuenta y el Valencia sólo conoció la intervención en la revisión médica antes de su fichaje, una vez cerrado el acuerdo con el jugador. Comenzado el curso, el delantero holandés sufrió una tendinitis en la otra rodilla, la derecha, que le tuvo otro mes de baja. Y al poco de reaparecer, en un partido contra el Athletic, sufrió un pinchazo en el muslo derecho al realizar un taconazo: sólo llevaba seis minutos en el campo. El enésimo regreso del delantero se produjo la jornada pasada, frente a Osasuna, pero de nuevo fugaz: ocho minutos.

En total, Kluivert, fichado al Newcastle con la carta de libertad, sólo ha participado en ocho partidos de Liga, de ellos uno como titular, acumula 134 minutos y no ha marcado ningún gol. Cobra un millón por la temporada firmada y ese contrato tiene una cláusula por la que el club valencianista podría rescindirlo si el jugador llevara una vida poco deportiva.

La estrella de Kluivert se apaga después de un fama muy temprana. Con 18 años, en 1995, marcó el gol, a pase de Rijkaard, que dio al Ajax la Copa de Europa frente al Milan (1-0). Jugó después en el Milan (1997-98; seis goles en 27 partidos), el Barça (1998-2004; 117 tantos en 241 encuentros) y el Newcastle (31 choques, 11 dianas), y es el máximo goleador de la selección holandesa (40 goles en 79 partidos). En el Valencia, sin embargo, no ha encontrado la continuidad pese a la condescendencia de la grada, que todavía espera ver al ariete de otras épocas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de enero de 2006