Reportaje:FÚTBOL

"Dejaré alto el nombre del Athletic"

Javi González se marcha cedido al Ashdod, un modesto club de Israel

No se conocen muchos casos en el fútbol donde la amistad desempeñe tanta importancia para la permuta, no sólo de club, sino también de cultura y estilo de vida. Javi González (Barakaldo, 1974), jugador del Athletic, protagoniza uno de ellos. Este futbolista, al que Javier Clemente le ha denegado su confianza, ha decidido cambiar Bilbao por Ashdod, una ciudad israelí de 190.000 habitantes, enclavada en la ribera del Mediterráneo y de cuyo equipo de fútbol es secretario técnico y accionista Haim Revivo, el extremo hebreo que pasó cuatro temporadas, de 1996 a 2000, en el Celta de Vigo.

Javi González y Revivio tan sólo coincidieron una temporada en el club gallego, ya que en 1997 González -un producto de Lezama-, regresó al Athletic. "Sólo fue un año, pero nos hicimos buenos amigos. Vivimos juntos en el mismo hotel los primeros meses después de llegar a Vigo y ahí comenzó nuestra amistad. Él me ha animado a que vaya con su equipo", cuenta el lateral rojiblanco, que marca a Israel en calidad de cedido sólo hasta el final de temporada. De su ficha hasta el mes de junio se hace cargo el Ashdod, un club sencillo que camina noveno en la Liga de su país, compuesta por 12 equipos.

González no teme a su adaptación. "Para mí y la familia ha sido una decisión difícil, en especial para mi madre, pero Israel es un país muy religioso y hospitalario, y me gusta mucho". Por si acaso, además de la ayuda de Revivo, el jugador ha recibido clases de inglés y arriba a una ciudad que, a lo largo de su historia, ha recibido a numerosos emigrantes argentinos de religión judía. Además, González ha disfrutado de algunos períodos de asueto en Jerusalén, invitado por Revivo. "Es una gran persona y un hombre muy respetado en Israel por su trabajo con distintas ONGs a favor de los niños", añade.

La partida de González se produce apenas seis meses después de renovar por dos años de su contrato, que concluye en 2007. La ampliación del vínculo contractual se firmó en abril por deseo del presidente Fernando Lamikiz, que advirtió de su "carisma", y en contra de la opinión del entonces técnico, Ernesto Valverde.

Según el mandatario del club, el acuerdo se vio favorecido por el "esfuerzo considerable" del jugador a la hora de rebajarse su ficha. Autor de 11 goles en 241 partidos con el club bilbaíno, Javi González logró el complicado equilibrio de situarse en el ámbito de todos los entrenadores (Fernández, Rojo, Heynckes y Valverde) sin ser imprescindible para ninguno de ellos. Y todo gracias a su versatilidad en el campo. Lo que dice que no cambia es de sentimientos. "Quiero mucho a este club, y espero dejar bien alto el nombre del Athletic en Israel". Y aclara: "esto es un hasta luego. Mi intención, a partir de junio, es volver al Athletic".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de diciembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50