Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell concede canales a la COPE, Vocento, Intereconomía, 'El Mundo' y Jiménez Losantos

La editora de los diarios 'Levante' e 'Información' consigue licencias en Valencia y Alicante

Los grupos de comunicación Vocento, la COPE, su periodista estrella Federico Jiménez Losantos, Unedisa, sociedad editora de El Mundo, e Intereconomía son los grandes beneficiarios en el reparto de los más de 40 canales de televisión digital terrestre preadjudicados por el Consell que preside el popular Francisco Camps. El grupo Prensa Ibérica, editor de los diarios Información y Levante, consigue dos canales comarcales en Valencia y Alicante. El portavoz del Consell, Esteban González Pons, destacó ayer la "pluralidad" en la adjudicación entre 23 grupos diferentes.

Las concesiones son por 10 años renovables y el resto dejará de emitir en seis meses

El PSPV asegura que el Consell ha beneficiado a los amigos del PP nacional

Los grupos de comunicación de la Iglesia y de empresarios afines al PP han sido los grandes favorecidos en el reparto de los canales de televisión digital terrestre que el Consell sacó el pasado mes de julio a concurso. De las 44 emisoras adjudicadas ayer, el grupo Vocento, editor del diario Abc y de la cabecera local Las Provincias, y la COPE, emisora de la conferencia episcopal, se han adjudicado las dos licencias de ámbito autonómico que salían a concurso. Las dos restantes están reservadas para las públicas Canal 9 y Punt 2 de RTVV.

De los 42 canales comarcales adjudicados, la sociedad Homo Virtualis, del grupo Intereconomía, consigue cinco licencias para emitir desde Alcoi, Elda, Orihuela-Torrevieja, Sagunt y Torrent. Unedisa, editora de El Mundo, ha conseguido cuatro emisoras (en Valencia, Castellón, Elche y Benidorm). La sociedad Libertad Digital, del periodista de la COPE Federico Jiménez Losantos, consigue otros cuatro canales comarcales en Elche, Alzira, Sagunt y Torrent, la mayoría municipios gobernados por los socialistas, y Uniprex (Antena 3) se adjudica una de las tres licencias en la demarcación de Torrent. El grupo Prensa Ibérica, propiedad de la Javier Moll, consigue emisoras en las capitales de Valencia y Alicante. Localia, la red de emisoras de televisión que gestiona el grupo PRISA, obtiene sólo una licencia en Ontinyent-Xàtiva.

El Canal 37 Televisión de Alicante, vinculado a la ex directora general de Canal 9 Genoveva Reig, obtiene licencias en Alicante y Alcoi. 43 TV consigue canales en Alcoi, Benidorm y Elda; la sociedad Comunicación Audiovisual Editores, del empresario de Elche Sacramento Alvear del Olmo, recibe del Consell hasta tres canales en Orihuela-Torrevieja, Alicante y Elche. La sociedad Produccions Informatives La Plana, vinculada a Planavisión de Burriana, tres televisiones en Castellón, Morella y Vinaròs. Es el mismo caso de Televisión de Castellón y Retransmisiones, propiedad de la familia Miralles Troncho, que organizó hace un año el homenaje al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra.

Esta es la propuesta de la comisión técnica de la Generalitat encargada de la selección de adjudicatarios. González Pons abrió un plazo de cinco días para que los beneficiarios completen la documentación necesaria y entonces firmará la resolución definitiva.

La concesión en ambos ámbitos -autonómico y comarcal- es de 10 años, renovables si lo solicita el concesionario. En el caso de los dos canales autonómicos la concesión será intransferible y cualquier acto jurídico necesitará del permiso previo de la Generalitat. Las concesionarias se comprometen a ofrecer servicio al 70% de la población de la Comunidad Valenciana en los dos primeros años de vigencia, al año siguiente deberá alcanzar al 80% y entre el cuarto y quinto año, el 95%. Estas televisiones deberán reservar un 20% de sus emisiones a productos audiovisuales valencianos y el uso del valenciano ocupará al menos un 25% de su tiempo de emisión.

En el caso de las emisoras de cobertura local han quedado fuera las demarcaciones de Vall d'Uixó-Segorbe, Requena-Utiel, Gandia y Dénia, que están pendientes de la fijación de frecuencias y se adjudicarán en los próximos meses.

González Pons destacó "la pluralidad" de las adjudicaciones, pues quedan reflejados "distintos medios de comunicación de todas las tendencias, de distintas procedencias, tanto empresariales como de línea editorial". Por otro lado, el concurso cierra el proceso de regularización del sector de las televisiones locales, "que desde hace años han proliferado en régimen de alegalidad". Las emisoras que no tengan una licencia dispondrán de un plazo de seis meses para cancelar sus emisones, dijo González Pons.

Según el consejero portavoz, en la selección de las adjudicatarias se ha tenido en cuenta el refuerzo de los grupos multimedia "y se ha combinado el carácter nacional de algunos de los adjudicatarios con los locales".

El portavoz del Consell agregó que con este concurso se acaba con el proceso de regularización del panorama de las televisiones locales "que han proliferado en régimen de alegalidad".

El secretario de Comunicación del PSPV-PSOE, José Ignacio Pastor, denunció que "ni en las formas ni en el fondo el PSPV está de acuerdo " con el atropello a la democracia que ha perpetrado el PP".

Pastor criticó que el PP dé preferencia a los canales privados frente a los públicos y denunció que en el reparto se han beneficiado "empresas cercanas al PP, muy amigas de la calle Génova [sede nacional del PP], con apenas implantación en la Comunidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de diciembre de 2005