Crítica:POP | Michael Bublé
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Un tipo realmente gracioso

En la moda de recuperación de la música de los crooners elegantes de los años cuarenta y cincuenta, el canadiense Michael Bublé tiene un lugar preeminente con sólo dos discos a sus espaldas. A Madrid llegó presentando el segundo, It's time, y demostró que tiene tablas como para paliar su falta de peso vocal y su ligereza como crooner con suficientes dosis de sentido del humor y capacidad de conectar con cualquier tipo de público. Al de Madrid, desde luego, se lo metió en el bolsillo con sus dos primeras canciones -Feeling good y Sway- y sus dos primeros comentarios. Especialmente cuando dijo: "Seguro que todos ustedes me han visto en la portada del disco y seguro que han pensado '¡Qué pedazo de gay...!". Tanto reírse de sí mismo condujo a Bublé a salir corriendo a las gradas más alejadas del escenario, a imitar a Ray Charles y a Michael Jackson y hasta a improvisar un pase de modelos junto al saxo de su banda de acompañamiento. Por cierto, qué banda. En lo musical iban cayendo tremendos temas clásicos como Moondance, I've got you under my skin, You don't know me o Save the last dance for me, con el que terminó su concierto, antes de los bises. En resumen, fue uno de los conciertos más entretenidos de las ultimas fechas, muy recomendable si lo que se busca es, simple y llanamente, pasarlo bien.

Michael Bublé

Polideportivo Madrid Arena. Madrid, 13 de diciembre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción