Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Localizados los dos lanzagranadas que ETA colocó en un bosque de Santander

Las Fuerzas de Seguridad localizaron ayer los dos lanzagranadas colocados por la organización terrorista ETA el pasado martes en las proximidades del aeropuerto de Santander, tras las nuevas indicaciones dadas por la banda terrorista. Los lanzagranadas, que estaban sin activar, se encontraban "muy bien camuflados" y orientados hacia la cabecera de la pista de aterrizaje, a una distancia de entre 700 y 800 metros, según ha informado la Delegación del Gobierno en Cantabria. Los proyectiles habían sido colocados en Isla Pedrosa, una zona "apartada y de difícil acceso", situada en el municipio de Pontejos, según la agencia Vasco Press. "Estaban muy bien camuflados entre la maleza".

De hecho, los dos lanzagranadas, formados por dos tubos cargados con proyectiles de la marca belga Mekar, utilizados habitualmente por ETA, se encontraban amarrados con una especie de cuerda a unos árboles. El hallazgo ha sido posible después de que un comunicante que decía hablar en nombre de ETA facilitase anteayer al diario Gara la ubicación exacta de los lanzagranadas. El comunicante anunció que los tubos estaban apuntando "hacia la pista de aterrizaje más cercana al mar", a la que se accede "desde una urbanización próxima a una central térmica saliendo de Pedreña", y que había "un camino forestal con unas pintadas de prohibido el paso que lleva a una especie de faro".

Una vez recibido el aviso, las Fuerzas de Seguridad delimitaron la zona y la acordonaron. Varias patrullas estuvieron vigilando la zona toda la noche para que nadie pudiese entrar. A las ocho y cuarto de la mañana se reinició la búsqueda, siendo localizados los dos lanzagranadas apenas media hora más tarde. ETA advirtió de su colocación el pasado 6 de diciembre, coincidiendo con la celebración del aniversario de la Constitución. El aeropuerto de Santander tuvo que ser desalojado durante tres horas y varios vuelos fueron cancelados o desviados. Las Fuerzas de Seguridad peinaron sin éxito un perímetro de tres kilómetros.

'Zutabes' en Durango

Por otro lado, agentes de la Ertzaintza y de la Policía Local de Durango (Vizcaya) retiraron a media mañana de ayer 450 ejemplares del último zutabe, el boletín interno de ETA, hallados en los locales en los que se celebra la Feria del Libro y Disco Vascos.

La mayor parte de los ejemplares se encontraban sobre dos mesas en el interior del recinto que no pertenecían a ningún participante en la feria, y algunos de ellos fueron recogidos del suelo.

El Departamento vasco del Interior atribuyó el hecho a la intención de ETA "de manipular eventos culturales tan enraizados entre la ciudadanía vasca como la celebración de la Feria del Libro y Disco Vascos", según dijo en una nota. La asociación Gerediaga, que organiza la feria, y las agrupaciones vascas de editoriales y discográficas recalcaron que no tenían "ninguna implicación" en la presencia de los zutabes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de diciembre de 2005