Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ripoll media para evitar una crisis del PP en Benidorm en la disputa por suceder a Devesa

El presidente provincial asegura que sólo habrá una candidatura a la presidencia local

El control del PP de Benidorm y la sucesión del alcalde, Vicente Pérez Devesa, abocado a dejar la actividad política por motivos de salud, ha abierto las hostilidades entre los dos sectores del PP. El presidente provincial de los conservadores alicantinos, José Joaquín Ripoll, consciente del valor añadido de la plaza, cuna del zaplanismo, ha terciado en la pugna para evitar un nuevo cisma. Ripoll asegura que sólo habrá una candidatura a la junta, cargo al que ya han anuncido que aspirarán la edil Ángela Barceló y la consejera Gema Amor, ésta aupada por los zaplanistas.

El presidente del PP de la provincia de Alicante, José Joaquín Ripoll, ha querido atajar la disputa por el control del PP en Benidorm, a sabiendas de que una crisis en la cuna del zaplanismo podría acarrearle consecuencias nefastas para el control del partido. "Estoy seguro de que en Benidorm sólo habrá una candidatura", declaró a este periódico el viernes por la noche Ripoll, también presidente de la Diputación de Alicante y cabeza visible del zaplanismo en la provincia.

¿Quién la encabezará? A eso no respondió el presidente de la Diputación, aunque el dirigente provincial parece dispuesto a aceptar que Ángela Barceló, hija del senador Miguel Barceló y cuñada del actual portavoz del grupo parlamentario del PP en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana, tome las riendas de la dirección local del PP de Benidorm.

Ripoll afirmó que la asamblea para renovar la junta de Benidorm se convocará en la próxima ejecutiva provincial del partido, el día 27.

Tras la exclusión de Benidorm del listado de asambleas a renovar en la última reunión de la ejecutiva provincial, el sector del PP que controla el senador Barceló puso el grito en el cielo y anunció la recogida de firmas de militantes, para convocar una asamblea y elegir a su nuevo presidente local al margen de Ripoll.

Miguel Barceló arremetió entonces contra Ripoll. En una revista local aseguró sentirse "vejado y despreciado" por el presidente provincial. "Un presidente provincial del PP atiende a sus militantes y no dilata antiestatutariamente la convocatoria de una asamblea", dijo Barceló. El senador, en alusión al tiempo franquista, llamó a José Joaquín Ripoll "jefe provincial", y le acusó de querer imponer la presidencia "en vez de dejarnos en paz para elegir a nuestro presidente en Benidorm". Según Barceló, tanto el presidente provincial como Eduardo Zaplana quieren colocar en la presidencia a la consejera de Cooperación, Gema Amor.

Según el senador, hay 784 firmas de las bases para forzar la convocatoria del mencionado órgano. "Se ha perdido la libertad interna en el partido y hay que reaccionar, pues los militantes de Benidorm no somos súbditos de ningún jefe provincial", recalcó el senador en un nítido gesto por defender la autonomía de la junta local de Benidorm.

Miguel Barceló anunció que llevará lo ocurrido en Benidorm al Comité de Garantías de los populares en Madrid, porque los militantes "estamos sufriendo una afrenta intolerable".

La edil Ángela Barceló, que públicamente ha presentado su candidatura a la presidencia, asegura no explicarse a qué se debe el retraso en convocar la asamblea. A su juicio, no existe ningún dato objetivo que justifique la demora respecto al resto de asambleas locales. Y Ripoll le replica que si no lo sabe es porque no lo ha preguntado. "Decidimos retrasar la convocatoria de la asamblea de Benidorm por la enfermedad de Vicente [Pérez Devesa, alcalde de Benidorm] hasta la próxima ejecutiva", dijo Ripoll el viernes. El presidente provincial insistió en que sólo habrá una candidatura y "todo irá rodado". Ripoll extiende ese optimista vaticinio incluso para la posterior batalla, la de elección a candidato a la alcaldía, en el supuesto de que Devesa no opte a la reelección.

Seis 'alcaldables'

En círculos del PP se habla de media docena de aspirantes al puesto de alcalde o alcaldesa. Además de Gema Amor y Ángela Barceló suenan el diputado de Turismo, Sebastián Fernández; el concejal de Urbanismo, Manuel Agüera, el actual teniente de alcalde Manuel Pérez Fenoll y el ex diputado Matías Pérez Such.

A la terna se sumó por sorpresa el pasado día 2 Vicente Pérez Devesa, enfermo de cáncer, que tradicionalmente ha pugnado con Barceló por el liderazgo de la familia del centro derecha de Benidorm.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de diciembre de 2005