Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren en Alicante los cuatro ocupantes de una furgoneta arrollados por un tren

El vehículo invadió un paso a nivel señalizado y sin barreras

Cuatro personas, trabajadores procedentes de Murcia, tres de unos 40 años y otro más joven, murieron ayer en Alicante al ser arrollada su furgoneta por un tren de cercanías en un paso a nivel sin barreras. El accidente se produjo a las 19.30, cuando el vehículo no respetó las señales de aproximación. El impacto fue tan brutal que la furgoneta quedó partida en tres trozos que el convoy arrastró por la vía a lo largo de 300 metros.

El siniestro se registró en un paso a nivel sin barreras ubicado en el punto kilométrico ferroviario 5/868, situado entre el barrio alicantino de San Gabriel y la pedanía de Torrellano, en Elche, detrás de los depósitos de Campsa, en una zona de carácter eminentemente industrial. El tren que colisionó con la furgoneta, que cubre la línea de cercanías entre Alicante y Murcia, compuesto por una locomotora y tres vagones, había salido a las 19.05 de la estación de Alicante.

Tras el impacto, quedaron tres trozos de la furgoneta Peugeot Partner de color blanco esparcidos, uno a cada lado de la vía y otro sobre los raíles. Tres de los cadáveres, muy destrozados, fueron recuperados por los bomberos del amasijo en que quedó convertida la carrocería a 300 metros del lugar del choque. El otro cuerpo, que salió despedido en el accidente, estaba unos 100 metros más cerca del lugar del impacto.

A las 21.45 se realizó el levantamiento de cadáveres ante el juez de guardia. Los ocupantes del vehículo eran obreros, dada la ropa -monos de trabajo- que vestían. A la hora de cierre de esta edición no habían sido identificados, aunque fuentes policiales confirmaron que uno de los muertos, de 41 años, era vecino de la localidad murciana de Bullas. Dada la matrícula de la furgoneta y el anagrama que lucía en una de sus puertas, en el que podía leerse el nombre de Copa de Bullas, pedanía de esa localidad, la policía cree que los otros tres ocupantes del vehículo, dos de ellos sobre los 40 años y otro de menor edad, pueden ser también de esa zona.

Al lugar del accidente acudieron dos camiones de bomberos y efectivos de las policías local y nacional. Los cadáveres de los fallecidos fueron trasladados al tanatorio La Siempreviva, en Alicante.

Fuentes de Adif, ente público encargado de gestionar las infraestructuras ferroviarias, informaron de que la furgoneta invadió el tendido ferroviario. En ese momento la arrolló el tren. Según esas fuentes, el vehículo obvió las señales de aproximación y de alto próximas a las vías.

Testigos presenciales del brutal accidente apuntaron que el convoy alertó mediante el sonido del claxon al conductor del vehículo.

La compañía Renfe informó de que ninguno de los aproximadamente 40 pasajeros del tren implicado en el percance sufrió heridas. Los viajeros fueron trasladados en otro tren a Murcia, destino al que llegaron con 90 minutos de retraso.

[Un hombre falleció ayer en Gernika (Vizcaya) tras ser arrollado por una unidad de la línea ferroviaria de Urdaibai, de EuskoTren, en un paso a nivel peatonal].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de diciembre de 2005