Portugal detiene a un implicado en el 'caso Ballena Blanca' con seis toneladas de cocaína

La policía portuguesa ha detenido a un francés imputado en el caso Ballena Blanca (la mayor red de blanqueo de capitales descubierta hasta ahora en España) durante una operación desarrollada en Lisboa, en la que se han incautado de 6,1 toneladas de cocaína. El detenido es el francés Michel Alain Paul Curtet, cuyo domicilio en Marbella fue registrado por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la citada localidad malagueña. El juez también decretó el bloqueo de sus cuentas bancarias.

La operación fue culminada el pasado día 22 en Lisboa por el Departamento de Tráfico de Estupefacientes de la Policía Judicial portuguesa. La droga fue localizada en un almacén de la localidad de Loures, al sur de Lisboa, junto al que estaban aparcados dos coches de matrícula española y otros dos portugueses, así como un camión para el transporte masivo de la droga, toda ella procedente de Colombia.

Los agentes detuvieron a siete ciudadanos franceses y a un colombiano, todos de edades comprendidas entre los 22 y los 58 años. El resultado de la llamada Operación Courage fue considerado uno de los mayores éxitos en la historia de la lucha contra el tráfico de drogas en Portugal, ya que es la cantidad de cocaína mayor jamás hallada en el país vecino, según la propia Policía Judicial.

Curtet era objeto de atención especial de la policía desde el pasado mes de octubre. Ese mes se celebró en París una reunión entre agentes antidrogas y especializados en el blanqueo de dinero españoles y franceses. Durante la reunión, según la policía, se acordó "iniciar una investigación conjunta sobre Curtet, que abarcara ambas especialidades delictivas, el tráfico de drogas y el blanqueo de dinero".

La detención en Portugal de Curtet será el motivo de una reunión que durante la semana que entra celebrarán las policías española y portuguesa para intercambiarse datos operativos sobre las conexiones del caso Ballena Blanca. Las pesquisas sobre este asunto han rastreado las supuestas vinculaciones de un famoso bufete de abogados de Marbella con hasta 70 organizaciones criminales diferentes.

Curtet supuestamente pertenece a una organización que actúa entre Marsella y Perpiñán, con antecedentes por robo a mano armada, blanqueo de capitales y tráfico de drogas en España y Francia. La localización del citado alijo, el mayor incautado en lo que va de año en Europa, confirma la tendencia ya apuntada por la policía española de que los narcotraficantes están eligiendo nuevas rutas para la introducción en Europa de grandes cantidades de cocaína. La mayor vigilancia en las costas gallegas, uno de los tradicionales puntos de entrada, ha desviado las rutas hacia el norte de África y, también, hacia puertos portugueses.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS