Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ha jugado 9,2 de cada 10 partidos

Con 17 años de edad, cara de niño y los nervios a flor de piel, Raúl debutó con el Madrid contra el Zaragoza en el estadio de La Romareda el 29 de octubre de 1994. Han pasado 11 años. Y parece que lleva jugando 20. Siempre sin lesiones graves, ha actuado en 397 de los 430 partidos de Liga que ha disputado el Madrid desde su presentación. Es decir, en el 92,3%. Sólo se ha perdido 33.

De aquella plantilla de la temporada 1994-95, que gano la Liga, sólo queda Raúl. Nadie más. Y el delantero, "el Ferrari", como lo llamaba Fernando Hierro, ex capitán, se ha hecho imprescindible: nunca se ha perdido más de cuatro encuentros seguidos.

Ocurrió en la temporada 2002-03, para alegría de Alex Ferguson, el entrenador del Manchester United, que se felicitó públicamente cuando se enteró de que Raúl había sido ingresado con una apendicitis aguda justamente antes del partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa de Europa.

A aquel Manchester-Madrid le siguieron los encuentros que el equipo blanco disputó contra el Sevilla y el Mallorca en la Liga y el de ida de las semifinales de la Champions contra el Juventus.

Tanta entrega explica su palmarés: cuatro Ligas, tres Copas de Europa y dos Copas Intercontinentales, entre otros títulos.

Raúl, sin embargo, no sólo se ha hecho imprescindible con el Madrid, con el que ha disputado 32 encuentros de la Copa del Rey y 101 de la Champions. La selección española también depende de él: desde que debutó en ella, en 1996, sólo se ha perdido cuatro partidos de 96, uno sólo oficial: una lesión muscular le apartó del Corea del Sur-España que supuso el adiós al Mundial de 2002.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005