LAS RELACIONES ENTRE EL GOBIERNO Y LA IGLESIA CATÓLICA

El presidente de la Conferencia Episcopal no acudirá a la manifestación

Acebes, Zaplana y Aguirre encabezarán una amplísima delegación del PP contra la LOE

A día de ayer sólo un obispo -el de Jaca-Huesca, Jesús Sanz Montes- había anunciado su presencia en la manifestación de hoy contra la reforma educativa del Gobierno socialista, aunque es muy probable que acuda una veintena de prelados, entre ellos el cardenal Antonio María Rouco, y el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino. El presidente de este poderoso organismo, el obispo Ricardo Blázquez, de la diócesis de Bilbao, no viajará a Madrid, ni tampoco los prelados de Vitoria, Miguel José Asurmendi, y de San Sebastián, Juan María Uriarte. Se da por segura, también, la ausencia de todos los obispos catalanes (diez).

En la manifestación del 18 de junio pasado contra la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, también en Madrid e igualmente apoyada por los obispos, participaron veinte prelados, encabezados por el cardenal Rouco. El otro cardenal español, Carlos Amigo, arzobispo de Sevilla, no viajó entonces a Madrid, ni lo hace hoy, pese a haber expresado severas críticas al proyecto del Ejecutivo. De Andalucía tampoco estará en la manifestación la inmensa mayoría de los prelados de esa región eclesiástica -trece-, salvo, quizás, el arzobispo de Granada, Francisco J. Martínez.

Más información

La Conferencia Episcopal, a través del director de su Oficina de Prensa, el seglar Isidro Catela, reconoció ayer no saber cuántos obispos se manifestarán hoy contra el Gobierno. "Solo se tiene constancia del de Huesca", dijo antes de precisar que la Iglesia católica "no convoca" la marcha, sólo la "apoya". Según Catela, cada prelado tiene "absoluta libertad" para decidir si participa o no en esta manifestación, algo que no sólo sirve para la marcha contra la LOE, sino para el resto de manifestaciones, "apoyadas o no" por la CEE.

El portavoz del episcopado, Martínez Camino, también dijo desconocer cuántos obispos irán a la marcha contra la LOE, pero comentó que no entiende por qué algunas personas se escandalizan de que los prelados se manifiesten. Él mismo no sabía ayer si se estará en la marcha. "Todavía no he tomado la última decisión", dijo a la agencia Europa Press. Lo hará esta misma mañana. "No quiero decir ni que sí ni que no. No quiero adelantarme a los acontecimientos", dijo.

El PP se volcará en su apoyo a la manifestación. Mariano Rajoy, su líder, pidió el lunes a sus militantes que acudan. Él no irá porque se está recuperando de una intervención quirúrgica. Encabezará la delegación del PP el número dos de ese partido, Ángel Acebes, con su portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que es también presidenta del PP de Madrid. No se sumará el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, porque está fuera de España. La representación del ayuntamiento la encabezará Ana Botella, concejal de Asuntos Sociales.

Por parte de la dirección del PP, además de Acebes y Zaplana, han anunciado que se sumarán Ana Pastor, Ignacio Astarloa y Sebastián González. La dirección del grupo parlamentario estará representada por Miguel Ángel Cortés, Jorge Fernández y Teófilo de Luis. La ex ministra de Educación Pilar del Castillo, ahora eurodiputada, encabezará con su portavoz, Jaime Mayor, la delegación de Bruselas. Todas las autonomías en las que gobierna el PP enviarán a sus consejeros de Educación. Y los parlamentos autonómicos, a sus portavoces de Educación.

"Decretazo" socialista

Cuatro son los argumentos del PP para respaldar esta protesta. Según el resumen de Ángel Acebes, la LOE sustituye a la LOCE, que fue "anulada por un decretazo del Gobierno socialista", nada más ganar las elecciones. "Vuelve al modelo de la LOGSE" que, según él, "ya ha demostrado su fracaso en cuanto a la calidad de la enseñanza".

Lleva a "la desaparición de las enseñanzas comunes", y promueve "que se enseñen 17 historias diferentes, lo que impedirá transmitir el espíritu común de la nación española". Va "en contra de la libertad de elegir la educación que quieran los padres", y "en contra de la educación en valores", en referencia a la asignatura de religión. E "introduce una asignatura de ideología", la Educación para la Ciudadanía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50