GALE R. KAUFMAN

"A Schwarzenegger le ha perdido la arrogancia"

EN MUY POCOS MESES, esta multicolor coalición de 2,5 millones de activistas se ha convertido en la punta de lanza de la ofensiva contra Schwarzenegger. Al frente está

Gale R. Kaufman, referencia básica para los sindicatos y los políticos

demócratas de California. Kaufman asegura que no peca de exceso de confianza, pero tiene en su despacho una botella de champaña para la noche del martes, cuando espera ver derrotadas las propuestas del gobernador.

Pregunta. ¿Por qué Schwarzenegger ha perdido tanta popularidad?

Respuesta. Primero, por arrogancia. Arrogancia suya y de sus asesores, que creían que cualquier cosa que pusieran ante los votantes, éstos la iban a apoyar. Tuvo algunos éxitos al principio, pero no entendió el juego y pensó: podemos hacer lo que queramos.

P. ¿Y segundo?

R. Creo que no le gusta mucho el trabajo en el despacho; bregar con los congresistas, que son duros de pelar. Le pasaba igual al anterior gobernador. ¿Sabe qué ocurre?

Es muy difícil gobernar este Estado; exige mucha disciplina y una cierta comprensión de lo que hace funcionar a una Administración. Él era un actor; nunca prestó mucha atención a la política.

P. Entonces, ¿por qué ganó hace dos años?

R. Porque había una gran irritación por los problemas que tenemos, como el presupuesto; la gente se hizo muchas ilusiones pensando que podía cambiar las cosas; cuando vio que no, se enfadaron con él. Y a muchos les sigue gustando; otra cosa es que no les gusten sus iniciativas o su manera de gobernar.

P. ¿No queda nada del optimismo que despertó?

R. Incluso a mí, que soy demócrata, no me pareció muy mal

su elección. Dijo que iba a superar el partidismo y nombró a muchos demócratas. Parecía que era lo que necesitábamos, que era diferente. Pero no lo era. Las intenciones eran buenas, pero, o dijo cosas para

ser elegido, o llegó aquí y cambió de

opinión. Sea lo que sea, no es el

mismo de hace dos años.

P. ¿Qué le preocupa a la gente de California?

R. La política, no mucho; el precio de la gasolina, el de la vivienda y la educación. Y la economía y las infraestructuras, las autopistas.

Desafortunadamente, no tenemos mucha paciencia; queremos arreglar las cosas rápidamente. Si el que está no lo hace, queremos

a otro que lo intente. Eso es lo que le pasó al anterior gobernador,

y ahora es lo que le pasa a éste.

P. Si Schwarzenegger pierde

el martes, ¿que hará?

R. Es un hombre que nunca ha fracasado en nada, y está muy orgulloso de ello. Por otra parte, tiene algo muy particular. Imagine que ganamos; bueno, pues encontrará una

forma de decir que él no ha perdido. Es increíble, pero recuerde lo que le digo: lo hará. Ya antes ha intentado convertir una derrota en una victoria, aunque esta vez le será más difícil.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción