Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Luis cambia el guión

El seleccionador, que borra a Joaquín y llama a Rivera, jugará sin extremos ante Eslovaquia

Luis Aragonés, seleccionador nacional, dio ayer la lista de 22 jugadores con los que contará para los encuentros de la repesca para el Mundial de 2006 ante Eslovaquia los días 12 y 16 de este mes. No están ni Joaquín, ni Guti, ni De la Peña, ni Mista, ni Munitis. Sí están Rivera, Del Horno y Morientes. "No hay extremo derecho, pero ya jugamos así ante Bélgica y no hubo problemas. Si somos una selección técnica, debemos jugar nuestras bazas. Habrá que mover el balón y manejar el partido". Con todo eso, se refería Luis a la ausencia del bético Joaquín, pero, sobre todo, revelaba que está dando forma a otro plan. Un plan sin jugadores abiertos en las bandas. Una estrategia que prime el asalto de vanguardia por el medio y la acumulación de futbolistas arriba.

"Físicamente, somos inferiores a Eslovaquia", explicó Luis, que describió a la selección centroeuropea como un conjunto "fuerte, que juega a la contra, que te deja medio campo pero luego te ahoga con su presión y al que es difícil hacerle goles". Así, como es complicado abrir esa defensa tan poblada "con hasta nueve futbolistas por detrás de la pelota", Luis quiere jugar con mucha gente "arriba". "Puede jugar Reyes de delantero o Luis García, más los cuatro delanteros [Raúl, Morientes, Fernando Torres y Villa]".

Mucha gente arriba. Tanta como la que concluyó el encuentro de clasificación contra Lituania (0-0). Entre esa gente, casi seguro que estará el ariete del Liverpool Fernando Morientes: "Si no ha estado lesionado siempre ha venido con nosotros. Lo dice todo con su juego. Con la selección siempre ha hecho goles, algo que necesitamos". También dejó entender, se supone, que uno de los medios será Xabi Alonso: "Morientes tendrá a otro jugador que trabajará para él y que es de su equipo".

Luis alabó a la selección eslovaca, de la que advirtió que "todos trabajan" y avisó a sus propios futbolistas de que deberán hacer lo propio: "Hoy, en el fútbol, si no se corre además de tener la técnica, difícilmente se puede ganar". Los eslovacos presionan de "forma formidable" y su condición física es "importante", redundó el seleccionador, que despachó la ausencia de Joaquín de la convocatoria asegurando que hay "jugadores más en forma que él en estos momentos".

El bético, uno de los que se caen con respecto a la última convocatoria -los otros son De la Peña, Mista y Capdevila- confesó que está "triste y mal" tras conocer la noticia. "No sé qué pensar, aunque lo primero que se me pasa por la cabeza es que el seleccionador me quiere dar un toque de atención", confíó el extremo, que acumula 35 partidos como internacional y llevaba siendo convocado ininterrumpidamente desde 2002. "No quiero entrar a valorar por qué pago yo y no otros, porque el Mundial está a dos días vista y el más perjudicado voy a ser yo", aseguró dejando traslucir su malestar. "No fui el único que jugó mal ante Bélgica", concluyó el centrocampista, que lanzó algunas vagas excusas: "He estado malo y eso se nota".

En el capítulo de novedades destacó el nombre del también bético Alberto Rivera, que en caso de saltar al césped jugaría sus primeros minutos como internacional . "Quiero que haga lo mismo que está haciendo en su club", desveló Aragonés. "Le hemos seguido en varios partidos alternos y creemos que puede ser útil para esta eliminatoria", comentó, al tiempo que hilaba: "Guti también lo está haciendo bien, pero el entrenador soy yo y soy quien decide, aunque entiendo que otras personas eligirían a otros futbolistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de noviembre de 2005