Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CARLOS BERZOSA

"Abriré una investigación sobre todos los pagos efectuados para 'barridos"

Carlos Berzosa, actual rector de la Universidad Complutense, se ha encontrado de pronto bajo las alfombras de su institución varias facturas por servicios de barridos electrónicos en busca de micrófonos ambientales o pinchazos telefónicos. La reiteración de barridos, tres en ocho años, parece más propia de otro tipo de organismo que de una universidad.

Pregunta. ¿Cómo tiene usted noticia de este asunto?

Respuesta. La primera noticia que tengo es porque se presentan unos agentes que reclaman, en nombre de un juzgado, información sobre si este pretendido agente del CNI había hecho trabajos para la Universidad Complutense. Les dimos toda los documentos y facturas de que disponíamos. No le di mayor importancia hasta que se difunde el viernes pasado el papel de esta persona en la fuga de [Eduardo] Tamayo. Pero eso fue el viernes pasado, y ya no pude hacer apenas gestiones. Sólo pude saber que, efectivamente, había hecho trabajos para nosotros porque habían existido alarmas de pinchazos en el rectorado.

P. Pero las alarmas debieron de ser muy reiteradas porque se solicitaron varios barridos.

R. Efectivamente, parece que se contrata un primer barrido en 1995, cuando llega al rectorado Rafael Puyol, lo cual puedo entenderlo porque acababa de aterrizar en su puesto tras una elección. Pero parece que luego hubo varios más durante dicho mandato, que concluyó con mi victoria en mayo de 2003. No entiendo que se hicieran tantos barridos fuera ya de periodo electoral y, si había tantas alarmas ¿por qué no se puso en conocimiento de la policía tales sospechas o indicios? Me llama la atención que se hagan barridos tantos años después de su elección.

P. ¿Usted no es informado cuando llega al rectorado de dichas contrataciones y de las dudas sobre la privacidad de las comunicaciones en su sede?

R. No. Ni siquiera tengo aún constancia de qué información tenía realmente mi antecesor sobre estas labores.

P. ¿Qué pasos va a dar usted de aquí en adelante?

R. Además de procurar al juzgado cuanta información nos requiera, pienso ordenar mañana mismo [hoy para el lector] que se abra una investigación interna sobre todos estos barridos y demás servicios pagados con dinero de la Universidad Complutense.

P. ¿Usted siguió esta práctica de peinar el rectorado en busca de micrófonos ocultos?

R. No. A mí nadie me hizo llegar, cuando gané en las elecciones de mayo de 2003, el mensaje de que mis comunicaciones o las del rectorado podían estar en peligro.

P. ¿Qué le han dicho ya sus responsables de seguridad sobre esta repetición de barridos?

R. Que efectivamente se correspondían con alarmas sucesivas que fueron recibiendo de posibles pinchazos.

P. ¿En sus auditorías figuran estos pagos?

R. No, no descienden al detalle de este tipo de facturas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 2005

Más información

  • Rector de la Universidad Complutense