Cheste aumenta la seguridad ante el mundial de motociclismo

Alrededor de 200 personas velarán por la seguridad dentro del casco urbano de Cheste desde el 3 al 6 de noviembre, fechas en que se espera la llegada de más de 300.000 personas a la localidad con motivo del Mundial de Motociclismo, según informó ayer el Ayuntamiento. La muerte el pasado año de un aficionado dentro de la localidad al caerle encima una moto que acababa de realizar una acrobacia -un caballito-, ha movilizado a la Delegación del Gobierno y Generalitat, que han proporcionado al Ayuntamiento más efectivos policiales y medios. Hasta el momento 15 policías locales con el apoyo externo de unas pocas patrullas de la Guardia Civil debían hacer frente a la avalancha humana atraída por el circuito.

Para impedir acrobacias como los "caballitos", que son "ilegales y están prohibidos", recordó el concejal de Interior, Antonio Montaner, la Policía Local vigilará las distintas zonas "de paisano" y está prevista la imposición de sanciones a los infractores. El alcalde pidió la colaboración de todos para no tomar medidas represivas.

Otra medida será la limitación de la velocidad en el caso urbano a 20 kilómetros por hora; la ubicación de puestos de venta en una de las calles propensas a los espectáculos moteros "ilegales", la prohibición de circular en "minimotos" y vehículos de cuatro ruedas por todo el caso urbano, y la colocación de bloques de hormigón en zigzag que obligarán a los motoristas a reducir la velocidad. También se establecerá un centro avanzado de operaciones de fuerzas de seguridad y protección civil. Los medios sanitarios se aumentan con un helicóptero medicalizado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de octubre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50