ESCENA

Nati Mistral canta y recita poemas de Miguel de Cervantes

"Cervantes es un autor brillante, lúcido, inteligente, crítico, irónico, innovador y prudente; su obra también. El Quijote la que más, pero las restantes lo son en igual medida, incluyendo, por supuesto su extensa producción poética". Estos elogios sobre Cervantes vienen a sumarse a los muchos recibidos este año que se celebra el cuarto centenario de la publicación de su obra más emblemática. Los vierte el director teatral Joaquín Vida con motivo de la puesta en escena de... La gracia que no quiso darme el cielo, un collage dramatizado de diversos poemas de Miguel de Cervantes Saavedra, seleccionados por Luis García Montero e interpretados por Nati Mistral, en el papel de la poesía; José María Barbero, como Cervantes; Juan Antonio Molina, como un lector y Pedro Mariné al piano, como responsable de la música y los arreglos.

El espectáculo se estrena mañana lunes en el teatro Reina Victoria, donde permanecerá todos los lunes y martes de octubre y noviembre, fechas en las que descansa el otro espectáculo programado en este espacio, El diario de Adán y Eva de Mark Twain.

Nati Mistral ha demostrado una debilidad por el mundo poético desde que inició su trayectoria profesional en 1944.

El espectáculo está basado en su primera parte en fragmentos de El viaje del Parnaso, La galatea, poemas sueltos dedicados a su cautiverio y a la Invencible, dos sonetos histórico-burlescos y el romance de Los celos. La segunda parte se dedica íntegramente a los versos incluidos dentro de El Quijote, ordenados en progresión dramática desde los más satíricos a los más líricos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de octubre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50