Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall insta al CAC a reafirmar su independencia al adjudicar las televisiones locales

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, instó ayer al Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) a reafirmar su independencia en la que definió como "su gran prueba": el inminente concurso de adjudicación de licencias de televisión digital terrestre (TDT) a operadores locales. En la toma de posesión del ex diputado socialista Josep Maria Carbonell como presidente del organismo, Maragall recomendó tanto a él como a todos los miembros de la institución que se esmeren en este cometido, que, dijo, "ha de convertir al CAC en instrumento de equilibrio y de transparencia" del sector audiovisual. En cuanto a las decisiones que tomar sobre el concurso -informe preceptivo, para las bases y la adjudicación de licencias-, el presidente les aconsejó: "Conviene que tengan sangre fría y miren alto y lejos" en favor del "interés general" de los ciudadanos. En la búsqueda de este objetivo, acabó, "hallarán toda la colaboración que necesiten del Gobierno catalán".

En un breve acto celebrado en la Sala Torres García del Palau de la Generalitat y presidido por Maragall, que estuvo arropado por el presidente del Parlament, Ernest Benach, y los consejeros del Gobierno catalán Josep Bargalló, Joan Saura y Antoni Siurana, y que contó con la asistencia de los consejeros del CAC, miembros del Consejo de Administración de la Corporación Catalana de Radio y Televisión y parlamentarios de distinta adscripción, Carbonell se comprometió a trabajar por "la independencia" del CAC, tanto de los poderes políticos como de los "grupos mediáticos, económicos y financieros", y en referencia al concurso de las licencias de TDT a los operadores locales, garantizó su "compromiso personal y del CAC de llevar a cabo una gestión impecable". Carbonell sustituye en el cargo al ex diputado de CDC Francesc Codina, que lo abandonó el 31 de agosto para incorporarse al sector privado. Ayer éste no acudió al acto por hallarse de viaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de septiembre de 2005