Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Primera jornada de la Liga de Campeones

"El equipo ha jugado muy bien"

Luxemburgo, el técnico madridista, celebra lo que considera una buena evolución futbolística

Siempre protagonista, nunca en la sombra, el técnico del Madrid, Vanderlei Luxemburgo, salió del estadio después de enunciar una sentencia que, a la luz de lo acontecido, tuvo ecos extraños: "El equipo ha jugado muy bien, mejor que contra el Celta".

Luxemburgo fue el único en opinar de este modo. Ni los rivales, ni sus propios jugadores, le secundaron. En este sentido, el entrenador brasileño sostuvo un discurso en solitario. Lo mismo le ocurrió cuando dijo que ha entrenado suficientemente la defensa de las jugadas a balón parado.

"Hemos entrenado mucho", aseguró. "Hay que ver la calidad que tiene Juninho y darle su mérito. Por eso no hemos sabido controlar esas jugadas. Para conseguirlo hay que tener más concentración y trabajar más porque la mala suerte sólo es una excusa".

"El Lyón ha sido más eficaz", apuntó Luxemburgo; "estoy triste pero estamos a tiempo de hacer muchas cosas".

Cuando le preguntaron por el centro del campo que dispuso, el entrenador del Madrid dijo que Baptista no responde a sus indicaciones: "Beckham está acostumbrado a jugar en la banda derecha pero Baptista aun está buscando su sitio en el campo. Creo que a veces se queda demasiado atrás. Yo le digo que vaya más al área contraria. Gravesen y García han estado bien".

En lo que respecta al entrenamiento de la defensa de los balones parados, Casillas discrepó de su técnico: "Está claro que hay entrenar mucho mejor las jugadas a balón parado en contra".

Raúl habló siguiendo la misma línea. Pidió más trabajo técnico en jugadas de estrategia -el Madrid ha encajado goles a balón parado contra el Cádiz, el Celta y el Lyón-. "Que este sufrimiento sea positivo para el futuro", dijo Raúl. "Hemos tenido diez minutos malos pero en el fútbol actual la estrategia es muy importante y está claro que tenemos que trabajarla mucho más. Ahora, como vienen muchos partidos seguidos, esto nos vendrá muy bien para compenetrarnos mejor".

Roberto Carlos pidió clemencia y restó importancia a la estrategia: "Hay que valorar el enorme esfuerzo que hemos hecho. No pasa nada. El equipo ha jugado con mucha determinación. Estaría preocupado si no lo hubiéramos intentado. Pero hemos creado muchas ocasiones y los goles a balón parado no son culpa de nadie".

El entrenador del Lyón, Gerard Houllier, se mostró dichoso: "El primer tiempo ha estado equilibrado y en el segundo ellos han tenido más posesión. Siempre digo que un banquillo te da un 80% de problemas y un 20% de felicidad. Hoy he sido feliz por nuestros maravillosos seguidores. El Madrid era el favorito".

John Carew, el delantero noruego del Lyón, declaró que el Madrid sigue mostrando las mismas miserias de siempre: "Nosotros somos más equipo que el Madrid, que, como siempre, tiene problemas defensivos. Nosotros sabemos atacar y defender. El Madrid es lo de siempre. Mucha gente al ataque, mala defensa, y Robinho el mejor".

"En el primer gol", comentó el noruego; "era muy importante que tocara la pelota porque si no le habría llegado a las manos a Casillas. Juninho le pega tan fuerte que basta con desviarla un poco. Cuando hace unos días dije que ganaríamos por dos o tres goles en España se rieron de mí. Ahora estarán todos callados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2005