Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | Primera jornada de la Liga de Campeones

Un gigante en El Madrigal

El Manchester, valorado en 1.200 millones, se mide al Villarreal, que costó 360.000 euros

Malcom Glazer, multimillonario estadounidense de 67 años, compró el Manchester United en mayo pasado por unos 1.200 millones de euros. Fernando Roig, empresario azulejero de 57 años, adquirió el 60% del Villarreal en mayo de 1997 por 360.000 euros. Claro que mientras Blazer abordó el club más rico del mundo, Roig se hizo con una entidad de tres empleados, sin campos de entrenamiento y una larga tradición en Tercera (23 temporadas). Hoy, sin embargo, las distancias en El Madrigal se presumen cortas, sobre todo si juega Riquelme, lastimado del tobillo pero con un deseo ferviente de disputar este partido. Es el milagro del fútbol.

En los años 90, el Manchester se convirtió en una máquina de hacer dinero a través de Peter Kenyon (ahora en el Chelsea), que hizo del United el pionero en abrir mercados en Asia y en Estados Unidos, una ruta que después seguirían el Madrid, el Barça e incluso el Villarreal, que viajó en verano a China. En febrero, el Manchester presentó unos ingresos anuales de 259 millones, el 37% de los derechos de televisión, el 36% de entradas y competiciones, y el 26 % de patrocinio y publicidad. Le sigue los pasos dorados el Barça, que prevé cobrar este curso 240 millones. El Villarreal ingresó 36, pero para este ejercicio alcanzará un presupuesto histórico de 43 millones.

El Manchester cuenta con 75 millones de aficionados y vende dos millones de camisetas al año. Ésa es la asignatura pendiente del Villarreal: aumentar sus seguidores. Unos 18.000 socios aplaudirán esta campaña al conjunto del chileno Manuel Pellegrini en El Madrigal, con capacidad para 23.000. El club calcula en 20.000 sus aficionados en la provincia, a los que suma los numerosos simpatizantes suramericanos, por los que, en gran parte, la página web del club la sumado un millón de visitas en un año. Entre todos compraron 1.400 zamarras amarillas. En Argentina y Chile, los partidos televisados del Villarreal tienen más audiencia que los del Madrid o el Barça.

Los patrocinadores le han llovido al club del norte de Inglaterra. Vodafone, Nike, Budweiser, Air Asia, Pepsi, Audi... Y tampoco le ha ido mal al Villarreal en el último ejercicio, atrayendo a la compañía alemana Puma, que viste al equipo en sustitución de Kelme y que rechazó una oferta del club para darle su nombre al Madrigal.

El mítico Old Trafford acoge a 67.500 espectadores. Y hay peleas por conseguir una entrada. Desde hace 12 años no quedan localidades para la Liga inglesa. El club destina 42.000 a los socios y 4.000 a hinchas que llegan de fuera de las islas (escandinavos y asiáticos, preferentemente). Hay una lista de espera de 12.000 ante la prevista ampliación del estadio, que cubrirá 75.000 plazas en verano de 2006. Ni siquiera las fuertes protestas de una buena parte de Old Trafford contra Glazer han mermado la asistencia. Se dio una paradoja en de la fase previa de la Champions ante el Debrecen: mientras la gente, dentro del estadio, aplaudía a Joel Glazer, el hijo del dueño, prometiendo que nada cambiaría, otros hinchas, fuera del recinto, se manifestaban en su contra. Estos fueron quienes fundaron un nuevo equipo, el FC Manchester, en Regional, con las iniciales de homenaje al FC Barcelona, anhelando su participativo modelo de gestión. Glazer ha generado incertidumbre. Sobre todo después de despedir al 20% de los trabajadores. Y tras haber abonado sólo 400 de los 1.200 millones de la compra del club, ya que el resto lo pagará a través de créditos por los que la entidad deberá devolver a los bancos 18 millones anuales en intereres. La llegada de Glazer ha obligado al club a salir de la Bolsa de Londres, donde había estado con un moderado éxito desde 1991. Eso ha repercutido este verano en la política de fichajes: llegaron el portero Van der Saar (3) y el coreano Park (7), y se fueron Kleberson al Besiktas (2,5) y a Phil Neville al Everton (6). Ni siquiera ha podido pujar por Owen, tal y como quería el entrenador, Alex Ferguson. Lejos quedan los tiempos que pagaba 46 millones al Leeds por el defensa Rio Ferdinand. Eso sí, los sueldos no superan el 50% de los gastos, lo que choca, por ejemplo, con el Chelsea, que invierte más del 80%. El Villarreal ha gastado unos 16 millones por Riquelme (7) y Krompkamp (5,5) después de traspasar a Reina al Liverpool (8 millones).

Nacido hace 127 años, el Manchester acumula una sala llena de trofeos y una tragedia colosal (el equipo que iba a disputarle la hegemonía al Real Madrid se estrelló en el aeropuerto de Múnich en 1958 y murieron ocho de sus jugadores). 10 años después del accidente aéreo, ganó su primera Copa de Europa, abanderada por el gran George Best, y la segunda la conquistó en 1999, año del triplete (Liga, Copa y Champions) y pico de la riqueza planetaria de los diablos rojos. Nacido hace 82 años, el Villarreal ha pasado más tiempo en Tercera que en Primera, donde cumple su séptima temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2005