_
_
_
_

Jaime Urrutia reúne sus temas más rockeros en 'El muchacho eléctrico'

El músico dedica su nuevo álbum a Eduardo Haro Ibars

Tres años después del exitoso retorno a la actividad del ex gabinete caligari Jaime Urrutia con el disco Patente de corso, el cantante y compositor madrileño pone estos días en circulación El muchacho eléctrico, álbum que incluye nueve temas propios, más dos versiones -Si la vida te lo da, del grupo valenciano La Rocka, y el legendario Azurro, tema compuesto por Paolo Conte e inmortalizado por Adriano Celentano-. Un disco éste que su autor considera "el disco más rockero que he hecho nunca".

El muchacho eléctrico ha sido grabado a lo largo de seis meses en los estudios Doublewtronics de Madrid y producido por Jesús N. Gómez, quien ya produjo el anterior álbum de Jaime Urrutia y buena parte de la discografía de Gabinete Caligari. El resultado de este trabajo es una colección de canciones en la que, si bien sigue destacando la personal impronta del autor de Cuatro rosas, sí se nota que reposa absolutamente en el rock de guitarras: "También se ha notado lo que es tener ya una banda hecha y poder ensayar con ellos. El nuevo guitarrista del grupo, Diego García, viene de un grupo de Valencia llamado Rock'n'Bordes y se había hecho toda Europa haciendo rockabilly. Yo creo que todo eso se percibe en el disco".

A este respecto, Clases de rock'n'roll o (Saca) tu culo de aquí, en la que el veterano guitarrista Salvador Domínguez hace el riff característico de la canción, son dos buenos exponentes. También la doorsiana Nada por aquí, que cuenta con la colaboración vocal de Enrique Bunbury, apunta a esa recuperación que Jaime hace de estilos y sonidos de los sesenta: "Yo creo que ya en determinadas canciones de Gabinete había esos ecos de Doors, Dylan, los Beatles o los Stones. También con la edad te vas dando cuenta de que cada vez tiras más del fondo de ese disco duro que todos tenemos, ¿no? Ésas son las influencias más marcadas y las que al final terminan saliendo a la superficie".

Pero Maribel, peculiar primer single, es, por su alabanza a las chicas redonditas, el tema que más ha llamado la atención: "Es una canción que hay gente que yo creo que no la están tomando bien. No es Ellos las prefieren gordas, de la Orquesta Mondragón; no es ninguna ofensa, sino todo lo contrario. ¿Qué dices de kilitos de más, si estás estupenda así? Si acaso, va en contra de la anorexia y de esas chicas que, siendo unas escobas, se ven gordas y todo por la mierda que nos quieren hacer creer en la tele. Yo creo que es una canción tierna y con sentido del humor".

También resalta la versión de Azurro, en un estilo vocal que hace pensar en inesperadas similitudes de Urrutia con Celentano: "Ahora, después de haberla grabado, he caído en la cuenta de que Al calor del amor en un bar, de 1986, ya era un tema muy Celentano. De hecho, era una tarantela. He grabado Azurro en dos versiones: en español y en italiano. En la primera he utilizado sólo una frase de la versión que hizo Luis Aguilé -"los trenes de los deseos van al contrario de la realidad"-, pero el resto es cosa mía. De todos modos, me gusta más como ha quedado la versión en italiano, con ese deje Celentano que pienso que me sale bastante bien. La sacaremos pronto en un single o un maxi".

En cuanto al título del álbum, "es un homenaje a Eduardo Haro Ibars. Yo fui al colegio desde los 10 años con su hermano Eugenio y de ahí nuestra relación, que fue larga e intensa. Yo le conocí mucho. Yo viví toda la época de Eduardo y, ya sabes, él era muy fuerte. Pero, aparte de ser muy amigo mío, me gusta mucho su poesía. El muchacho eléctrico es un poema suyo que siempre me sugirió el nombre de un disco".

Jaime Urrutia.
Jaime Urrutia.
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_