David Sobel: "Internet desafía la territorialidad de las regulaciones"

David Sobel, consejero legal de la Electronic Privacy Information Center (EPIC), está preocupado por la pérdida de privacidad en los sistemas de comunicación con la excusa de prever ataques terroristas.Sobel participó la semana pasada en el curso de verano sobre Tecnologías de la Lengua organizado en Barcelona por la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo.

Sobel aseguró que la propuesta de controlar todas las comunicaciones no es positiva, "porque Internet desafía la territorialidad de las regulaciones, además de que los beneficios de las nuevas tecnologías de la comunicación son mucho mayores que el mal empleo que se haga de ellas". En su opinión, desde el 11-S, el Gobierno de Estados Unidos está intentando sacar provecho del nuevo clima político para reducir la privacidad.

Más información

Un ejemplo de este "gran hermano" es el sistema para analizar datos de pasajeros de avión, algo que incluso puede afectar a ciudadanos de otros países que vuelen o sobrevuelen Estados Unidos, advierte.

"Los terroristas ganan si consiguen cambiar el modelo democrático occidental, porque nos puede llevar a un sistema de control estatal soviético". La EPIC reclama que los ciudadanos puedan acceder a esas listas para corregir los datos o eliminarlos.

Lo peor, añadió, es que del sistema de monitorización del pasaje de un avión, puede haber presiones dentro del gobierno norteamericano para trasladarlo a otras áreas, como la contratación en lugares estratégicos: centrales eléctricas o recursos hídricos.

Muchos ciudadanos, explica Sobel, desconocen que mucha información en Internet puede permanecer durante largo tiempo y puede ser posteriormente utilizada con fines de control.

"No hay restricciones para la recolección y venta de información comercial", asegura. A través de esta "mina de datos de oro", los gobiernos pueden sacar perfiles de consumidores, fichar personas que supongan una potencial amenaza, o indicar afiliaciones políticas o religiosas.

Sobre el fenómeno de las redes sociales tipo Orkut, donde la gente cuenta su vida, Sobel lo ve con cierta preocupación: "Espero que no haga cambiar la consideración de privacidad, de que no deba existir nunca más privacidad. Quizá no se preocupen de que los gobiernos pueden descargar esa información y conocer tu lista de 500 amigos"

EPIC: www.epic.org

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de julio de 2005.