Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia elige a Quique Flores

El técnico madrileño entrenará en el club de Mestalla, que anuncia el fichaje del brasileño Edu

Valencianista desde que, siendo un crío, acudía a los entrenamientos de su padrino, el mítico Alfredo Di Stéfano, cuando éste dirigía al Valencia en los setenta, Quique Sánchez Flores vivió ayer un día inolvidable. Fue elegido nuevo entrenador del Valencia. El técnico madrileño, de 40 años, será presentado mañana en Mestalla y entonces se sabrá la duración de su contrato. Javier Subirats, director deportivo de la entidad, explicó el porqué de la elección: "Es español, tiene ganas de crecer y suple con madurez y bagaje futbolístico su falta de experiencia", dijo Subirats, en alusión a la corta carrera de Quique, que sólo ha entrenado al juvenil del Real Madrid y al Getafe, con el que ha sido 13º en la temporada recién acabada. No es la primera vez que Quique, ex lateral derecho, y Subirats, medio muy creativo, caminan juntos: fueron compañeros en el Valencia de finales de los 80, compartiendo el ascenso a Primera en 1987, precisamente con Di Stéfano en el banquillo.

Antonio López se desvincula del Valencia y será indemnizado con un millón de euros

El Valencia deberá indemnizar al Getafe por el año de contrato que le quedaba a Quique en el club madrileño. "Se puede arreglar con la cesión de algunos jugadores", dijo Alfredo Duro, director deportivo del Getafe, que definió así a su ex entrenador: "Es un excelente interpretador de las necesidades de su equipo. Y conoce muy bien al Valencia".

Sobre la escasa experiencia como técnico, Quique guarda una frase que viene al pelo: "La experiencia es un peine que te da la vida cuando ya estás calvo". Una idea sobre la que abunda su segundo en el Getafe, Fran Escribá, que le acompañará también en la aventura valenciana. "Hay gente que cumple años y no aprende nada. Nosotros trabajamos e investigamos mucho. Hoy teníamos una reunión para ver unos métodos, unos ejercicios. Quique ha tenido, entre el Valencia y el Madrid 10 años de experiencia en la élite".

Subirats está convencido de que Quique Flores dominará el vestuario valencianista, mientras que Escribá lo argumenta así: "Cuando terminamos el partido ante el Atlético [última jornada de Liga] muchos jugadores vinieron a abrazarnos y a darnos las gracias por el trabajo. ¿Por qué tiene que ser distinto en el Valencia? Nuestro método conecta con el jugador porque es ilusionante, divertido, todo con balón".

La ilusión no es un asunto menor en una plantilla, la del Valencia, inapetente en el pasado curso, en el que igualó el peor registró de un campeón en los últimos 28 años, la Real Sociedad, que también fue séptimo en 1982-83 después de haber ganado la Liga. "No puedo creer que Albelda o Baraja estén cansados de ganar", dice Escribá, que se agarra al Mundial de Alemania 2006 para motivar a estos futbolistas. En cuanto a Aimar, el ayudante de Flores afirma que el argentino es su debilidad: "Es un futbolista distinto al que no se le valora el trabajo defensivo, que, para nuestro estilo, nos vendrá muy bien. Roba muchos balones".

La llegada de Quique Flores supone la marcha de Antonio López, que se devincula del club de Mestalla a cambio de casi un millón de euros por las dos temporadas que tenía firmadas como director deportivo del Valencia. El presidente, Juan Soler, anunció ayer el fichaje del centrocampista zurdo Edu, que quedaba libre en el Arsenal, por cinco temporadas. Edu es internacional con Brasil. "Un excelente jugador que completa un centro del campo muy interesante", concluye Escribá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de mayo de 2005