Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CAM apremia a Terra Mítica a buscar un socio gestor del parque temático y a reestructurar su deuda

Armando Sala, el vicepresidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) más próximo al sector zaplanista del PP valenciano, propició ayer un debate sobre la situación del parque temático Terra Mítica, del que la caja es accionista de referencia junto a la Generalitat. Los zaplanistas creen que la Generalitat y también la CAM deberían implicarse más en la salvación financiera de la empresa que gestiona el parque, en situación de suspensión de pagos. El consejo de la caja alicantina debatió ayer, sin llegar a acuerdos concretos, la delicada situación del parque. Los consejeros llegaron a dos conclusiones: la necesidad de que la empresa busque un socio gestor del complejo y la urgencia de que la mercantil reestructure su deuda.

La nota oficial del consejo emitida tras la reunión introdujo por primera vez referencias a Terra Mítica: "[El consejo] analizó con detenimiento la evolución de Terra Mítica en un doble aspecto: actuaciones para la mejora de los flujos de caja y acciones de reestructuración de capital. El vicepresidente Sala ya reclamó la semana pasada medidas concretas para contribuir a levantar la suspensión de pagos.

El consejo analizó la evolución de las participaciones empresariales, que en el ejercicio de 2004 se incrementaron un 56%, básicamente por la adquisición en el operador turístico TUI, las ampliaciones en Unión Fenosa, Enagas y Metrovacesa y la participación en proyectos hoteleros e inmobiliarios.

El órgano de gobierno de la caja también aprobó la emisión de una nueva titulización hipotecaria por importe de 2.000 millones de euros y dio luz verde a la emisión de deuda por un total de 1.500 millones de euros, la más importante en la historia de esa caja.

El consejo, que creó una comisión para desarrollar el modelo que se enviará a la Comisión Nacional del Mercado de Valores sobre las retribuciones de sus directivos, aprobó la adhesión de la entidad al Pacto Mundial de las Naciones Unidas y a sus diez principios universales sobre los grandes apartados de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y anticorrupción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de mayo de 2005