Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ENREDO

Eto'o presidente

Dan más señales de sensatez los futbolistas que muchos políticos.

EL PRIMER MINISTRO BRITÁNICO, Tony Blair, se ha propuesto que en esta nueva legislatura se instale entre sus compatriotas la cultura del respeto. Muy cómodo proponer eso en el extranjero. Eso tiene mérito plantearlo en España. Ahí te quiero ver, Tony Blair. Una semana de debate del estado de la nación y no sabe uno si es mejor exiliarse a Sierra Leona o tirar de sierra mecánica, como George W. Bush.

-¿Adónde vas, Ángel? ¡Deja esa sierra mecánica ahora mismo!

-¡Déjame, Mariano, que estoy muy tenso! Además, Bush lo hace. Lo dijo su mujer.

Pero no todo es agresividad y violencia verbal. Hay señales de civilización en la actividad pública: Samuel Eto'o pidió perdón por una frase insultante hacia al Real Madrid. ¡Pidió perdón! ¡Reconoció haberse equivocado! Sin ninguna duda: Eto'o presidente. O, por lo menos, líder de la oposición, con permiso de Esperanza Aguirre, que está haciendo cola, y menuda impaciencia tiene.

Hace unos años, las pasiones bajas se dirimían en el fútbol y las discusiones racionales eran las políticas

-Esperanza, ¿adónde vas con esa sierra mecánica?

-Nada, Mariano, cosas mías. ¡Mira el pajaritooo!

Dan más señales de sensatez los futbolistas que muchos políticos. "He escupido en el plato donde comí", dijo Eto'o, vestido de blanco para pedir disculpas. "No hay que darle mayor importancia", comentaron futbolistas del Madrid. "Eto'o es mi amigo", le defendió Guti. Nos vamos haciendo viejos. Hace unos años, las pasiones bajas se dirimían en el fútbol, y las discusiones racionales eran las políticas. Declaraciones de Raúl: "El Barça es justo vencedor de la Liga. Si le señalan más penaltis es porque llega más al área. Si los árbitros se equivocan más a su favor es porque tiene más la pelota". Imaginen lo que sería un debate parlamentario sobre el final de la Liga. "¡Usted compra a los árbitros, soborna a los contrarios, corrompe la competición, traiciona a la afición y mata el deporte. El fútbol está muerto. Usted lo ha asesinado". Estaríamos todos sin aliento. ¡Imaginen lo que ganaríamos con los futbolistas gobernando! No se discutiría el resultado electoral, se aceptaría la legitimidad de la mayoría y se pedirían disculpas por los errores. El futuro de los hooligans ya no está en el fútbol.

-Mariano, ¿adónde vas con la sierra mecánica? Te vas a hacer daño.

También Rajoy tira de sierra mecánica, basicamente para defenderse dentro de su partido. ¡Cómo está la oposición! Ya decía Andreotti que el poder desgasta sobre todo al que no lo tiene. Elecciones en Galicia, tensión en el PP, drama en toda España. Se ve que si el PP pierde la mayoría absoluta en Galicia, Rajoy se cae.

-Usted me dirá -sonríe el otorrino a Mariano Rajoy.

-Es que me silban mucho los oídos, doctor.

-Ah, ni se preocupe. Tiene usted oposicionitis. Mejor dicho, la tienen en su partido.

-¿Y es muy grave?

-Para usted sí, porque se cura cortándole a usted la cabeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de mayo de 2005