Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CLÁSICA

Madrileño de honor

Luigi Boccherini vivió casi treinta años en España, era el músico de cámara del infante don Luis Antonio de Borbón -apartado de la corte por un matrimonio morganático que le venía muy bien a Carlos III- y se ganó el jornal entre los días fríos de Gredos y los más suaves de los salones de los duques de Osuna. Murió en el foro hace ahora trescientos años. Esa fidelidad -veinte años en la ciudad, con placa, si la memoria no me falla, en la calle de La Madera- honra su nombre a los ojos de los castizos y hasta de los que, desde la musicología, reivindican para el italiano adopción española.

Los Siglos de Oro sigue celebrando la efemérides, y el día de San Isidro convocó mucho público en la Real Fábrica de Tapices, en un salón de actos en el que se ve mal pero se oye bien, que era, en el fondo, de lo que se trataba. Para la ocasión, una orquesta estupenda, el Ensemble Baroque de Limoges y su titular Christophe Coin dieron un repaso a sinfonías y conciertos de Boccherini. Los del Limousin suenan maravillosamente, y como tienen menos aristas tímbricas que algunos de sus colegas, ese sonido llega pintiparado para la mezcla de estilo galante, clasicismo y hasta prerromanticismo que exhibe el músico ítalo-español. Las trompas naturales no desafinan nunca y las flautas son una bendición. Por concepto y ejecución, la velada fue una delicia. Coin asumió el papel de solista en los conciertos tercero y séptimo y resolvió las dificultades -duras en la zona aguda- que el experto Boccherini -al parecer, dominaba el instrumento a la perfección- planteaba a quienes quisieran presumir de ser sus iguales. El programa se completó con las sinfonías octava y undécima, más rotunda la primera, más ambiciosa, y las dos estupendamente tocadas. En el terreno de la música ficción se nos ofreció el Adagio cantabile de la sinfonía número 13 de Haydn, en el que el violonchelo es protagonista. ¿Lo escribió el austro-húngaro pensando en el de Lucca? "Si non è vero è ben trovato".

Los Siglos de Oro

Ensemble Baroque de Limoges. Violonchelo solista y director: Christophe Coin. Obras de Boccherini y Haydn. Real Fábrica de Tapices. Madrid, 15 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de mayo de 2005