Compuesta y sin novio a la vista

Compuesta y sin novio. Así se ha quedado la eléctrica española Endesa, la primera del país por tamaño, tras la decisión de la francesa EDF de permanecer en el accionariado de Edison. Endesa ofreció a la compañía francesa adquirir el 100% de sus intereses en Edison (un 61% del capital), si bien, estaría obligada a lanzar una OPA por la totalidad del capital de la empresa italiana.

Fue un movimiento espectacular. Aunque nunca se concretó oficialmente la cuantía de la oferta, los cálculos apuntaban a una inversión de en torno a 12.000 millones de euros, entre compra de acciones y asunción de deuda.

El órdago comprador colocó a Endesa bajo todos los focos y en primer plano en un momento especialmente importante: cuando en España se ultima, por parte del Gobierno, la reorganización del sector eléctrico y cuando entre los más destacados accionistas de la eléctrica española (La Caixa, que aspira a un puesto en el consejo, y Caja Madrid, que reclama tres con su 9%) se advierten deseos de tomar posiciones ante lo que pudiera pasar.

El intento italiano de Endesa, que hubiera reforzado su posición en aquel país, donde controla Endesa Italia junto con la empresa municipal ASM Brescia (participa en el consorcio en un 20%) recordaba la compleja operación que llevó a cabo en Chile, en 1999 con la compra de la chilena Enersis.

En un comunicado enviado ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Endesa manifestó su interés "prioritario" por Francia e Italia, y destacó la "rigurosa racionalidad estratégica" de la frustrada oferta, "a pesar de las limitadas posibilidades de éxito que cabía apreciar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de mayo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50