Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 34ª jornada de Liga

El Villarreal, sin Riquelme, golea a un relajado Getafe

El Villarreal volvió a encontrar el prometedor camino, el equilibrio entre su fútbol elaborado y el resultado, la belleza y la praxis. Y sin Riquelme, sancionado. El Getafe prosiguió en el césped de El Madrigal el calvario iniciado el sábado con el accidentado viaje a tierras castellonenses y concluido con la abultada derrota ante un rival lúcido que ve cercanas las plazas que conducen a Europa.

Tiene miga el asunto. Sin Riquelme, el Villarreal se mostró como un equipo más democrático, con las labores de creación más repartidas. No es que Riquelme ejerza un papel autoritario en el conjunto de Pellegrini, sino que nadie discute el criterio del enganche argentino, que marca las pautas a seguir a sus compañeros.

VILLARREAL 4 - GETAFE 0

Villarreal: Reina; Venta, Quique Álvarez, Gonzalo Rodríguez, Sorín ( Calleja, m. 66); Cazorla, Josico ( Peña, m. 46), Senna, Font ( José Mari, m. 77); Figueroa y Forlán.

Getafe: Sánchez Broto; Pulido, Nano, Belenguer, Pernía; Rivas (Yordi, m.46), (Kome, m. 62), Gabi; Cotelo, ( Albiol, m. 46) Vivar Dorado, Gallardo; y Míchel.

Goles: 1- 0. M. 13. Sorín desvía a gol un cabezazo de Quique Álvarez. 2- 0. M. 18. Forlán remata a gol un fallido disparo de Figueroa. 3- 0. M. 46. Cazorla dispara desde 30 metros y bate a Sánchez Broto. 4- 0. m. 51. Sorín avanza por la banda izquierda y Forlán remacha en boca de gol.

Árbitro: Pino Zamorano. Amonestó a Míchel.

Unos 15.000 espectadores en El Madrigal.

Lo que en un principio parecía un problema, se convirtió en la solución. La mayoría de rivales saben que, si tapan a Riquelme, tapan en gran parte al Villarreal. Ayer, el Getafe se encontró sin una pieza concreta a quien reverenciarle el trato de usía. De poco le valió su poblado centro del campo, dominado íntegramente por el del Villarreal, donde volvieron a tener protagonismo los canteranos, Cazorla y, sobre todo, Héctor Font, que hizo de Riquelme con un fútbol sencillo y eficaz.

Cierto es, que el Getafe, con la salvación en el bolsillo, pareció carecer de la tensión que se supone que da la necesidad de los puntos. El Villarreal golpeó de inmediato. Tras un saque de esquina, remató Quique Álvarez y embocó a gol Sorín. El argentino ejerció ayer de lateral izquierdo ante la ausencia de Arruabarrena, sancionado. Sin ser alto, ni rápido, ni fuerte, el internacional argentino tiene la extraña cualidad de encontrarse con la posibilidad de remate movido por su carácter ganador y la extraordinaria fe. Ayer anotó su cuarto gol en la media temporada que lleva en el club castellonense.

Con la ventaja, el Villarreal creyó más en sus argumentos. En el último mes, su buen hacer no se vio acompañado de los resultados. Cinco minutos después de estrenar el marcador, Forlán volvió a ver puerta después de varias jornadas negado ante tal suerte.

Quique Sánchez Flores movió ficha en el descanso, con la entrada de Albiol y de Yordi. Dos cambios que resultaron fútiles. En apenas cinco minutos se encontró con dos goles más en contra, obra de Cazorla de un disparo precioso y nuevamente de Forlán que ya ha alcanzado los 20 goles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de mayo de 2005