Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los próximos Juegos Mediterráneos generan una inversión de 600 millones en Almería

La celebración del evento se ha convertido en un motor económico para la toda provincia

Los Juegos Mediterráneos Almería 2005, que se celebrarán del 24 de junio al 4 de julio, son el proyecto de mayor envergadura nunca desarrollado en la provincia, con una inversión de unos 600 millones de euros. Al menos así lo han considerado todas y cada una de las Administraciones y empresas que depositaron su confianza en el proyecto cuando tan sólo era la excusa para corregir el déficit de infraestructuras que históricamente venía padeciendo la ciudad y que, de hecho, tenía a Almería como la provincia andaluza, por detrás tan sólo de Jaén, con menor número de instalaciones deportivas.

Los Juegos Mediterráneos Almería 2005 no sólo han supuesto un considerable aumento en la infraestructura deportiva, sino que se convirtieron desde su origen en un motor para conseguir mejorar la dotación de la ciudad en otras infraestructuras.

La celebración de los juegos surgió en un momento clave, cuando Almería se encontraba en pleno proceso de revisión de su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), y además la Junta de Andalucía estaba confeccionando su Plan Director de Deportes. Este contexto permitió planificar con meticulosidad los elementos claves de la candidatura almeriense, con un proyecto estrella como la Villa Mediterránea, que nace a imagen y semejanza de la Villa Olímpica de Barcelona 92, y que ha sido aplaudida en el seno del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos.

Según el presidente del Comité Organizador de los Juegos Mediterráneos (Cojma), Juan Megino, la celebración de la 15ª edición de esta cita dejará en Almería más de 600 millones de euros en inversiones, entre pública y privada. Una cifra muy importante que, entre otros objetivos, asume la urbanización de una de las ciudades turísticas residenciales de mayor nivel de Andalucía: El Toyo. Además de la construcción del complejo deportivo de la Vega de Acá, que alberga el Estadio Mediterráneo, el Pabellón Deportivo o el segundo canal de remo de toda España, ejecutado en el municipio de Cuevas del Almanzora.

Pero en infraestructuras generales, Almería 2005 también ha supuesto un avance en intervenciones como la regeneración de la playa de El Toyo, la mejora de los accesos y la presión ejercida por las Administraciones regionales para adelantar la llegada del AVE que, a pesar de todo, no estará a tiempo para la cita deportiva.

Pero el reto a partir del 4 de julio, con la clausura de los Juegos, será saber gestionar todo lo que este evento dejará en herencia, tras las inversiones libradas por las administraciones públicas.

Al presupuesto para la construcción de nuevas instalaciones deportivas y remodelación de otros equipamientos ya existentes se han destinado, aproximadamente, 100 millones de euros, aportados por todas las administraciones implicadas: el Gobierno central, la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial y el propio Ayuntamiento de Almería. También hay alguna excepción, como es el caso del campo de golf de titularidad municipal, que se ha acondicionado a través de la iniciativa privada mediante una concesión administrativa por 50 años.

Para la celebración de los juegos se han construido o están aún en construcción un total de 12 instalaciones deportivas de competición y 8 están siendo o han sido remodeladas. En la provincia quedarán el Estadio Mediterráneo, el canal de Cuevas de Almanzora, el palacio Mediterráneo, el Centro de Tecnificación de Deportes, el recinto de piscinas de Las Almadrabillas, el proyecto de urbanización de La Vega de Acá, el pabellón de deportes de Los Angeles, el pabellón de deportes de Pescadería, el campo de tiro de Gádor, los estadios de Roquetas de Mar y de Vícar o el campo de golf de la Villa Mediterránea.

Pero también la playa de El Toyo y Retamar, el desdoblamiento y construcción de nuevas rotondas en la CN 344, la rehabilitación del casco histórico y todo el desarrollo de El Toyo, lugar en el que también se ubica el hospital de alta resolución, construido por la Consejería de Salud gracias al tirón de los Juegos Mediterráneos.

El Toyo, por sí sólo, puede constituir un ejemplo de complicidad entre la iniciativa pública y privada. Una operación concebida con el doble objetivo de urbanizar tanto el ámbito que ocuparán las edificaciones de la Villa Mediterránea para los juegos, así como las 250 hectáreas integradas en la actuación que tendrá un uso turístico de medio-alto nivel. Además, se construirán siete hoteles, tres de los cuales estarán abiertos y disponibles como alojamiento para la familia mediterránea.

La celebración de los Juegos Mediterráneos en Almería ha servido, además, para crear expectativas entre el sector privado, materializadas en la creación de empleo -sobre todo en el sector de la construcción, uno de los grandes beneficiados con el evento-, el fomento del tejido empresarial y de la imagen exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 2005