Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Magüi Mira critica la persistencia de los 'burkas' sociales

La actriz y directora Magüi Mira aprovecha la escena para lanzar un mensaje metida en su papel de Molly Boom, la protagonista del último capítulo del Ulises, de James Joyce, que resume diciendo: "El sexo, epicentro de la vida del ser humano, también sigue existiendo a los 50 para las mujeres, no sólo para los hombres, porque permanece el deseo de amar y ser amada, aunque se nos coloque fecha de caducidad entre las piernas".

De gira por España, esta actriz en su papel de mujer insomne y sedienta de amor, que habla ininterrumpidamente sobre una cama durante una hora, se mantiene ahora de gira con la misma obra con la que comenzó su carrera, hace 25 años, puesta a la luz en 2004 para celebrar el centenario de uno de los textos literarios más destacados del siglo XX, con dramaturgia y dirección de José Sanchis Sinisterra.

Pese a que han pasado cinco lustros, reconociendo que ni su cuerpo ni su pensamiento son los mismos que entonces, Magüi Mira sostiene que los burkas físicos y los sociales siguen existiendo, como cuando Joyce creó a Molly, y las mujeres aún están muy lejos de la igualdad, en muchos aspectos.

Su presencia en Segovia -donde comparte casa con su esposo, el director del Festival Internacional de Teatro de Almagro y de la Fundación don Juan de Borbón, Emilio Hernández Soriano- fue especial el pasado fin de semana ya que algunos políticos aprovecharon para rendirle un homenaje privado entre bambalinas.

La delegación estuvo encabezada por mujeres, las concejalas Clara Luquero y Blanca Valverde, aunque no faltaron ellos, como el alcalde, Pedro Arahuetes, y el subdelegado del Gobierno, Juan Luis Gordo.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de abril de 2005