Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:BALONCESTO | Liga ACB

El Madrid se toma la revancha

Los de Maljkovic vencen al Unicaja, su verdugo en la Copa, que llevaba 11 victorias seguidas

Un mes después, el Madrid se tomó la revancha de la final de la Copa del Rey, lo que le permite empatar con el Tau en la primera plaza de la clasificación, mientras mete en dificultades al Unicaja, que pierde la cuarta plaza y complica sus opciones de Euroliga. El equipo de Málaga venía de ganar sus 11 últimos partidos de Liga, racha histórica en su palmarés a las que sumaba sus tres triunfos en la Copa y otro más en Euroliga. Desde el 11 de diciembre no perdía un partido. Después de dominar el marcador durante todo el encuentro y llegar al último minuto con una cómoda ventaja de siete puntos, el equipo blanco se jugó la victoria final en la ruleta. Sobre la bocina, Risacher lanzó un triple que de entrar hubiera llevado el partido a la prórroga, pero Louis Bullock taponó el lanzamiento sellando ante su ex equipo una brillantísima actuación, con 25 puntos. Por más conocidas que resultaran sus armas, nadie en el Unicaja supo frenar al escolta estadounidense, tan fundamental para el Madrid que Bozidar Maljkovic apenas le concedió minuto y medio de descanso en todo el encuentro.

UNICAJA 82 REAL MADRID 85

Unicaja: Cabezas (12), Bremer (23), Risacher (10), Garbajosa (8), Fran Vázquez (15) -cinco inicial-; Pietrus, Herrmann (6), Pepe Sánchez (6) y Berni Rodríguez (2).

Real Madrid: Sonko (11), Bullock (25), Herreros (5), Bueno (2), Felipe Reyes (1) -quinteto inicial-, Burke (18), Gélabale (9), Fotsis (14) y Stojic.

Árbitros: Sancha, Llamazares y Sacristán.

Unos 10.233 espectadores en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga.

1º CUARTO 17-17

2º CUARTO 18-22

3º CUARTO 27-24

4º CUARTO 20-22

Cuando Unicaja pareció poner el partido de su lado al encarar el último cuarto con un solo punto de desventaja, Bullock protagonizó tres acciones que minaron la moral del rival. Dos lanzamientos triples y una inverosímil penetración a canasta que tuvo el postre de un tiro adicional. Pero Bullock no estuvo solo, pues esta vez fue muy bien secundado por Pat Burke, que supo aprovechar la merma física de los pivots de Unicaja -Zan Tabak no jugó por una fascitis plantar, y Garbajosa actuó visiblemente disminuido por la misma lesión-. Y también respondió otro jugador con la misma etiqueta de irregular que el irlandés: Antonis Fotsis. Entre ambos sumaron 32 puntos.

El Madrid cobró ventaja pronto. Su defensa en zona frenó en seco al Unicaja, y pudo imprimir el ritmo lento que tanto gusta a Bozidar Maljkovic. Nunca permitió que el Unicaja corriera, y esa fue la principal base de su victoria.

La irregularidad del Unicaja se personaliza en el primer cuarto sellado por su escolta Bremer. Dio cuatro balones al rival, falló dos tiros libres y anotó dos triples. Con tantas facilidades, el Madrid se fue en el marcador mediado el segundo cuarto (23-33). El Unicaja se pasó el partido haciendo la goma, pero más por acciones aisladas de casta cuando veía un arreón del rival, que por la constancia de su juego, pues nunca encontró el son.

El mejor jugador de la Copa, Jorge Garbajosa, pasó desapercibido. Mermado por su lesión en la planta del pie, tuvo que irse al banquillo a los seis minutos con dos faltas personales. Jugó pocos minutos, y hasta el minuto 26 no anotó su primera canasta, un triple que parecía meter al Unicaja en reacción (53-53). Tampoco fue el partido de Walter Herrmann. El argentino que vive los últimos meses en estado de gracia sólo anotó seis puntos.

Todo lo contrario que Louis Bullock, el jugador que, esta vez en el bando contrario, ganó un partido con los mismos recursos que tanto jaleó la afición malagueña en las tres últimas temporadas, pero que ayer los sintió imparables, desesperantes. Una valiosa victoria en un partido emocionante hasta el final.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de marzo de 2005