Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La soledad gana audiencia en televisión

El programa 'Punto y Medio' de Canal Sur, que trata de encontrar compañía a personas mayores, es uno de los más vistos

Muchas veces, cuando Carmen cruza el umbral de su casa le inunda un fuerte sentimiento de tristeza: la soledad. Viuda desde hace nueve años y sin hijos, esta sevillana de 76 años suele distraerse viendo la televisión. Todos los días, hacia las 16,00, tiene una cita en el salón de su casa. A esa hora, Canal Sur emite un programa especialmente dedicado a gente que, como ella, pasan gran parte del día sin compañía. Se trata de Punto y Medio, un espacio diario y en directo de casi tres horas, presentado por Juan y Medio. Su programa ha batido todos los registros de audiencia de la cadena autonómica y la ha llevado a ser el canal más visto en Andalucía, con una media del 24% de la audiencia en 2004.

Como Carmen, casi 30 telespectadores andaluces de cada 100 se sientan a tomar el café con Juan y Medio. Lo que ven es un programa en el que, entre otros espacios, se invita a tres personas distintas cada día al plató para que encuentren compañía. Allí responden a las preguntas que el presentador les hace y las que reciben telefónicamente de los espectadores interesados en ellos.

"La soledad es peor que el cáncer". Esta frase lapidaria la pronunció uno de los invitados al programa de la tarde. A Nicolás Díaz, creador y productor del espacio le gusta recordarla. "Es un problema increíble del que no suele hablarse. Siempre llega un momento en que uno se queda con los hijos ya criados y sin amistades", dice Díaz. Según el productor, el programa nació con la intención de dar respuesta este problema. Un problema que ha vivido Carmen en carne propia: "Hace nueve años murió mi marido. Y no tengo hijos. Es cuando llego a casa y cierro la puerta cuando más sola me siento", afirma la mujer.

Carmen decidió escribir a Punto y Medio. Y tuvo suerte. Acudió al programa el lunes 24 de enero. Según la productora -Producciones 52-, son más de 3.000 las personas apuntadas para acudir. Una lista de espera que puede durar tres años.

El presentador, Juan y Medio, al igual que los creadores del programa y los responsables de Canal Sur, está convencido del carácter de servicio que ofrecen al público. "El poder de la televisión es enorme. Desde aquí podemos aconsejar a a la gente mayor acerca de cosas que pueden parecer muy sencillas, pero en las que no siempre caemos", dice el presentador refiriéndose a un espacio de su programa. "Por ejemplo", continúa "el otro día recomendamos revisar la instalación del gas. Han sido muchísimas las cartas que hemos recibido agradeciéndonoslo porque, efectivamente, en muchos casos se encontraba en mal estado".

Las historias que muchas veces se escuchan en el estudio pueden ser muy dramáticas: episodios de hambre, separación o malos tratos. "Los invitados vienen en ocasiones de estratos poco favorecidos de la sociedad", afirma el presentador, "gente que ha trabajado desde los 13 ó 14 años, que ha tenido que emigrar y han perdido el contacto con sus allegados". Para no caer en el lado más escabroso, Nicolás Díaz confió en el sentido del humor de Juan y Medio desde el principio. "Sería muy fácil caer en eso para conseguir más audiencia. Juan consigue apartar todo eso", sentencia el productor.

Este difícil equilibrio que los responsables del programa y la cadena dicen haber conseguido responde a la intención de Canal Sur de huir de la telebasura. "Desde la dirección de la cadena se nos dijo que debíamos retirar nuestros contenidos del corazón y de sucesos", dice una redactora de Producciones 52. Esto obligó a reestructurar el programa. Se optó entonces por la fórmula del servicio público. Ayudar a la personas mayores, precisamente las que más televisión consumen en esas horas de emisión.

Carmen era una de ellas. Su experiencia en Punto y Medio no la decepcionó. "Me encanta el presentador y su sentido del humor", afirma. En este caso, su decisión de visitar el programa para encontrar compañía, todavía no ha dado fruto. "Me dieron una lista con las personas que dejaron su teléfono para conocerme. Pero todavía no he conocido a nadie que valga la pena".

El secreto del éxito

El éxito de audiencia de Canal Sur en 2004 parece incuestionable: un 24,7 por ciento de los telespectadores de Andalucía optaron por este operador televisivo. Se trata del mejor resultado conseguido por la cadena en sus más de 16 años de existencia.

Gran parte de responsabilidad de los buenos resultados de Canal Sur lo tienen los programas que presenta Juan y Medio. Pero no está sólo. Ratones Coloraos, el espacio semanal de Jesús Quintero alcanza un 33,6% de la audiencia. Y los informativos de la cadena se han convertido en los más vistos en Andalucía, con un 27,8& en su edición de noche.

¿Cuáles son las claves de este triunfo? En opinión de Joaquín Duran, director de antena de la Radio Televisión Andaluza (RTVA), no existe ninguna fórmula magistral para explicarlo. "Es el resultado de un tranbajo muy difícil. Lo fácil es acudir a lo que ya se ha comprobado que funciona: programas de cotilleos y cosas así. Con este esquema de programación tratamos de ofrecer unos contenidos dignos y muy cercanos a la idiosincrasia andaluza".

Para el profesor y director del departamento de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Sevilla y experto teórico en el mundo de la televisión, Antonio Checa, programas, como, Punto y Medio, son, efectivamente, "respetuosos con la audiencia". Pero el profesor recocnoce que este tipo de espacios debe ir acompañado de una serie de contenidos que den "otra imagen de Andalucía, distinta y más cultural". Imagen que, en opinión de Joaquín Durán ya se ofrece en programas como Andalucía sin fronteras o Generación XXI.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de febrero de 2005

Más información