Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La creación de 4 colegios públicos rompe la creciente matrícula privada en Valencia

La entrada en funcionamiento de cuatro de los nuevos colegios públicos -del paquete de 273 programados en el mapa de construcciones escolares- ha roto por primera la curva ascendente de la escolarización privada en la ciudad de Valencia en favor de la matrícula pública, según el último informe por distritos realizado por CC OO con los datos oficiales del Consejo Escolar Municipal. Mientras que en el último quinquenio la matrícula privada había ido ganado terreno a la pública en la escolarización del alumnado de Infantil de 3 a 5 años, -habiéndola superado en 2003-, la entrada en funcionamiento durante este curso de los nuevos colegios públicos localizados en zonas de expansión demográfica con notables déficits educativos ha contribuido a aumentar en 700 alumnos la escolarización en la red pública. En paralelo, esto ha supuesto, según el sindicato, una reducción del ritmo de matriculación en la red privada en todos los barrios de la capital, al constatar que en esta etapa de infantil sólo ha crecido en 100 alumnos este curso.

El aumento de matrícula pública -"generalizado en todos los barrios", según el estudio- ha tenido mayor impacto en las zonas de Camins al Grao, Blasco Ibáñez-Cabanyal, Avenida de Francia y San Isidro, ya que la apertura de estos cuatro colegios de primaria el año pasado ha favorecido este curso la expansión de matriculación en infantil, nivel en el que Valencia sigue siendo deficitaria.

CC OO detecta también un "importante aumento de la ratio en macrocentros de órdenes religiosas -que en algunos barrios copan más del 30% de la matrícula total- como Salesianos en el distrito Quatre Carreres, o el Marni (que no es religioso) en Orriols"; así como en "conocidos centros privados como Maristas, Loreto, Guadalaviar, o Inmaculado Corazón".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005