Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Esteban Granado Bombín, un ejemplo de socialista

Ha fallecido en Burgos a los 82 años un hombre bueno. Fue diputado socialista al Congreso por Burgos y miembro del Tribunal de Cuentas del Reino. Esteban Granado era un ejemplo para todos, muy activo, muy trabajador. Dedicó su vida a luchar por los demás, buscando la igualdad y la justicia. Recuperó en Burgos el Partido Socialista Obrero Español y no escatimó esfuerzos para que la democracia volviera a ser la forma natural de vivir. Fue secretario general del PSOE de su provincia y formó parte del Comité Federal socialista.

En los años de la preautonomía (Granado fue diputado en la legislatura constituyente y en la siguiente) participó en el Consejo General de Castilla y León de los desvelos para que saliera adelante un proceso que se anunciaba lleno de dificultades.

Su presencia en el Partido y en los órganos oficiales era garantía de sosiego, moderación y sabiduría. Sus discursos en la tribuna del Congreso de los Diputados, que se pueden repasar en el Diario de Sesiones, están llenos de esas virtudes. Tenía una sólida formación como intendente mercantil, graduado social e interventor de empresas del INP, lo que le permitió adentrarse en temas bien difíciles en aquellos momentos del parlamentarismo español , recuperado después de larguísimas "vacaciones".

Esteban Granado participó en importantes trabajos en el Partido. Después del Congreso socialista de la primavera de 1979, cuando Felipe González se negó a continuar como secretario general en desacuerdo con la ponencia aprobada a favor del marxismo, un grupo nos reuníamos semanalmente en lugar cercano a Madrid para preparar lo que tenía que ser la base de un nuevo congreso. Entre los asistentes no faltaban Felipe González y Alfonso Guerra. Dirigía las sesiones Manuel Marín, hoy presidente del Congreso de los Diputados. En aquel necesariamente reducido cónclave no faltaba Esteban Granado.

Su hijo Octavio, excepcional político y parlamentario, es ahora secretario de Estado de la Seguridad Social. La sucesión es tan brillante como, sin duda, lo deseaba su padre.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de febrero de 2005