La modernidad empezó hace un millón de años

El evolucionista Robert Martin, del Museo Field de Chicago, subraya en un correo: "La edad real de una especie de primates suele ser mayor que la de su fósil más antiguo conocido, y esto también vale para la evolución humana. Mi mejor estimación es que el Homo sapiens se separó del linaje neandertal hace un millón de años. En un sentido, ése es el tiempo de origen de nuestra especie. Sin embargo, suele olvidarse que la evolución puede continuar en un linaje después de que se haya separado de su pariente más próximo. Las nuevas características debieron seguir acumulándose en nuestro linaje. No debemos imaginar que todas esas propiedades surgieron en un paquete".

Martin prosigue: "Por ejemplo, el tamaño cerebral siguió aumentando, hasta un 50%, tanto en el linaje neandertal como en el sapiens. Los rasgos morfológicos que caracterizan el cráneo humano moderno se podrían haber acumulado de modo parecido".

En ese contexto de un millón de años, la tardía aparición de la cultura moderna no sorprende a este científico. "No tengo problemas con el hecho de que las herramientas avanzadas aparecieran hace sólo 50.000 años", dice Martin. "El arte rupestre y otros avances culturales son incluso más recientes".

John Fleagle, uno de los autores, añade: "Es posible que distintas piezas del comportamiento moderno aparecieran pronto [hace unos 200.000 años], y tal vez cada una en una población distinta. De ser así, es posible que el paquete que observamos hace 50.000 años refleje la coalescencia de todos esos elementos que hasta entonces se habían manifestado aquí y allá de forma aislada".

Noah Rosenberg, de la Universidad de Southern California, ofrece una alternativa: "Si las fechas de Omo I y Omo II son correctas, es posible que el hombre moderno surgiera en Etiopía y se quedara confinado allí durante miles de años. Una población pequeña y localizada explicaría el desfase con los datos arqueológicos".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS