Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronaldo y Daniella celebraron su fiesta en Chantilly

Ronaldo Nazario, que ayer celebraba su unión con Daniella Cicarelli en un castillo en Chantilly, cerca de París, se une a la larga lista de futbolistas que tienen como pareja una modelo de pasarela, algo que ha experimentado un gran auge en los últimos años. Un palacio del siglo XVII, 250 invitados prestigiosos y el lujo y glamour de París eran los ingredientes de la fiesta en la que Ronaldo y Daniella se daban un "sí quiero" sin valor jurídico por culpa de un retraso en el divorcio del futbolista. Como les valía con la bendición de san Valentín, como han reconocido, los novios lo prepararon todo como si fuera una boda: invitaciones, ceremonia e incluso puros para los invitados, que se dieron cita en el marco incomparable del palacio de Chantilly, a 35 kilómetros al norte de París. Pero no es el único jugador de fútbol, ni mucho menos, que tiene detrás una mujer de bandera. De hecho, algo característico entre los jugadores de élite del fútbol actual es tener detrás a una gran mujer, si por esto se entiende a una exuberante. Ahí están los casos de los jugadores del Real Madrid Raúl González, casado con la modelo que ha vuelto a las pasarelas Mamen Sanz, su compañero Luis Figo, que tiene como esposa a la espectacular sueca Helen Swedin, o David Beckham, con Victoria Adams. Otros ejemplos los componen las relaciones de Christian Karembeu y Adriana Sklenarikova; el portero Fabien Barthez y Linda Evangelista; el delantero Alessandro del Piero y Valeria Marini, o Hedman, el portero de Suecia, y Miss Suecia... Y Miss España, Lorena Bernal, con Mikel Arteta, ahora en el Everton.

Ronaldo y Daniella Cicarelli sellaron su pacto de amor, no su boda, que fue blindado para impedir que la ceremonia trascendiera a los cientos de curiosos y periodistas que se dieron cita a sus puertas. Guardias de seguridad en las zonas de acceso al palacio impidieron la entrada a cualquier persona que no llevara una invitación. Los aproximadamente 250 elegidos por el jugador y la modelo fueron llegando en un goteo de limusinas que recibían las aclamaciones del público, que trató de discernir entre las sombras de los cristales ahumados los rostros de los famosos. Un buen número de jugadores de la plantilla del Real Madrid viajó en furgonetas, a excepción de Luis Figo, que llegó también en una limusina. Los brasileños Kaká y Cafú, compañeros de selección de Ronaldo, fueron más originales y llegaron en un taxi.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de febrero de 2005