Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Al peor Madrid le toca la lotería

El equipo de Luxemburgo, desastroso, gana a un Osasuna muy superior, y partidazo entre el Athletic y el Betis (4-4)

Un pésimo Madrid durante casi 80 minutos conquistó en Pamplona una increíble victoria en el último cuarto de hora. En un calco del partido de este curso en el Manzanares, el Madrid jugó igual de mal en El Sadar, donde Osasuna le tuvo noqueado hasta que Sanzol, su portero, le dio vidilla. Primero despejó hacia el punto de penalti un zapatazo de Roberto Carlos y luego, en una pifia aún peor, se le escapó la pelota en un centro de Beckham. Del primer rechace sacó petróleo Owen, un lince dentro del área, y del segundo guantazo se aprovechó Helguera, que tiene entre ceja y ceja a Osasuna: de los 17 goles que ha marcado en Primera, cuatro veces ha hecho diana frente al equipo pamplonica. Antes del tembleque de Sanzol, el Madrid, una vez más, se santiguó ante Casillas, que frenó con éxito los innumerables asaltos de Osasuna. Donde no llegó Casillas aparecieron los postes para escupir por dos veces remates de los rojillos. Y también como ya es costumbre, con el agua al cuello, Luxemburgo desterró a los menos galácticos (Gravesen y Guti) en busca de la remontada. Ninguno de los dos había estado peor que otros muchos, pero el técnico brasileño hizo bingo en el marcador. Fiel a su trayectoria en esta Liga, el Madrid rescató tres puntos en el último cuarto de hora, periodo en el que ha marcado 19 de los 43 tantos que lleva en el campeonato y en el que sólo ha recibido uno. Tan enrachado está Luxemburgo que ya lleva siete victorias encadenadas. Y algunas de extraordinario valor anímico para un vestuario que le recibió lleno de goteras, como la conquistada en seis minutos frente a la Real y las logradas con el santoral de cara ante el Atlético y Osasuna. Triunfos de los que multiplican la autoconfianza, que hacen que un grupo se sienta invulnerable incluso cuando está al borde del abismo. Con o sin flor, bajo la tutela de Luxemburgo el Madrid se había mostrado como un equipo más compacto. Ayer fue un desastre.

El otro gran titular de la jornada lo dio el Athletic, que dejó claro que en San Mamés nadie está a salvo. No lo estuvo hace un mes Osasuna y lo mismo le ocurrió ayer al Betis. Con 0-3 a su favor, el equipo sevillano se vio estrangulado por cuatro tantos consecutivos del Athletic..., pero Oliveira hizo tablas al final (4-4). Un partidazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de febrero de 2005