Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PTP de Rioja Alavesa no parará el complejo de golf de Laguardia

El plan territorial apuesta por potenciar la agricultura y el turismo

El Plan Territorial Parcial (PTP) de la Rioja Alavesa prohíbe la construcción de campos de golf acompañados de urbanizaciones o compejos hoteleros, pero no podrá impedir el proyecto de este tipo aprobado el año pasado por el Ayuntamiento de Laguardia en las faldas de la Sierra de Cantabria, al no tener efectos retroactivos, según reconoció ayer del Departamento de Medio Ambiente. El plan orienta preferentemente el desarrollo de esta comarca hacia el sector agrícola y al turismo, buscando la complementariedad de ambas actividades y el menor impacto ambiental.

El PTP de la Rioja Alavesa es el primero que se presenta de los quince previstos para el conjunto de la comunidad autónoma en las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) de 1997 y fue aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado 28 de diciembre, junto al de Álava Central. El siguiente en pasar este trámite legal será el de Llodio, y en los próximos meses, el Gobierno vasco aprobará los PTP de distintas comarcas de Guipúzcoa y el del Bilbao metropolitano.

Los municipios que componen esta área de Rioja alavesa son 15, de Baños de Ebro hasta Yécora, de Oyón a Labastida. El plan reconoce la vocación agrícola de la zona, ligada al subsector vitivinícola, pero también aprecia sus virtudes paisajísticas y turísticas, en un territorio para el que establece tres grandes cabeceras: Oyón, Laguardia y Labastida. Las orientaciones del texto están previstas para los próximos 16 años, con el fin de garantizar el desarrollo sostenible de toda la comarca.

En principio, se reivindica la conservación de los espacios naturales ya reconocidos (lagunas de Laguardia, sierra de Cantabria o el quejigal de Leza), así como otras áreas forestales y de interés hidrológico y geomorfológico. Se apuesta, como precisó ayer el consejero de Medio Ambiente, Sabin Intxaurraga, por una contención del desarrollo urbano de la Rioja Alavesa, evitando la edificación residencial dispersa.

En el campo de las infraestructuras, habrá pocas transformaciones, salvo dos nuevas carreteras transversales que unan Elvillar con Barriobusto y Villabuena de Álava y Navaridas. Además, se terminarán las variantes de Labastida, Laguardia y Oyón. Y se reforzarán las vías actuales, para favorecer tanto el transporte industrial de las bodegas de la zona, como el tráfico de vehículos turísticos.

La Rioja Alavesa presenta uno de los territorios menos urbanizados y más descongestionados del País Vasco. En la actualidad cuenta con algo más de 10.000 habitantes y en 2019 se estima que serán 12.347. Por tanto, está llamada a desempeñar un papel de zona de esparcimiento colectivo de Euskadi, así como de los territorios limítrofes de Burgos, Navarra y La Rioja. Para ello se va a crear una red de itinerarios con base en los caminos rurales actuales y corredores verdes que tendrán por los menos seis paradas en las zonas de esparcimiento de San Ginés (Labastida), Samaniego, Berberana (Laguardia), Las Lagunas (Yécora) Bercijana (Yécora) y San Justo (Oyón).

Pero ya se sabe que el turismo naturalista no es lo más popular. Por eso, el PTP de Rioja Alavesa elige Labastida y Oyon para las infraestructuras deportivas, y Laguardia para las culuturales, con la creación de un Museo de la Rioja Alavesa.

La polémica del golf

El plan dedica, además, un extenso apartado a señalar los criterios para la ubicación y construcción de campos de golf, tan en boga en los últimos tiempos. Pero esta normativa no ha llegado a tiempo, ya que no tiene carácter retroactivo, de evitar el campo ya aprobado por el Ayuntamiento de Laguardia en terrenos de la Sierra de Cantabria, que irá acompañado de una urbanización de cien viviendas. Será el quinto existente en Álava, tras los de Altube, Larrabea (Legutiano), Izki y Lagrán. Sin embargo, en teoría no podrán salir adelante otros proyectos más ambiciosos, como el que prevé otros dos campos y una urbanización de 500 viviendas en esa misma zona.

Y es que el PTP señala que debe prevalecer la práctica de este deporte sobre otros usos, residencial u hostelero asociados. Además, no podrán construirse en áreas de especial protección o en detrimento del viñedo. Además deberá ser autosuficiente, sobre todo en cuestión de recursos hídricos.

Otras propuestas recogidas en el PTP es la concentración residencial en las tres cabeceras de la comarca, tanto para primera como segunda residencia, la construcción de VPO y la ordenación en la edificación de nuevas bodegas, que se prohíben en suelos protegidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de enero de 2005