Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Y Guillermo se fue a cazar zorros

El príncipe Guillermo de Inglaterra, segundo en la línea de sucesión a la corona británica, se fue ayer a cazar zorros con perros, aprovechando que la prohibición de esa histórica práctica no entrará en vigor, al menos, hasta febrero. Tanto Guillermo como su padre, Carlos de Inglaterra, son grandes aficionados a cazar zorros con perros y a caballo, algo que ha sido vetado ya por la Cámara de los Comunes por una ley que firmó en noviembre la reina Isabel II. Sin embargo, la prohibición no entrará en vigor en Inglaterra y Gales hasta el próximo 18 de febrero y es posible que el veto se alargue durante meses, o incluso años, a causa de los recursos legales presentados por sus partidarios.

MÁS INFORMACIÓN

Aprovechando que esta práctica es todavía legal, el príncipe Guillermo cazó zorros durante tres horas con el club Beaufort Hunt, situado en Gloucestershire (sur de Inglaterra), cerca de Highgrove, la mansión propiedad de su padre.

En la cacería participaron unas ochenta personas a caballo, seguidos por más de cincuenta coches. Los defensores de la caza del zorro, agrupados en la Countryside Alliance (Alianza Rural), van a presentar varios recursos legales contra la prohibición, que podrían tardar años en resolverse. Además, parece que el Gobierno británico no se opondrá a esas acciones judiciales de los defensores de la caza del zorro, para dar tiempo a que la prohibición no entre en vigor antes de las elecciones generales, previstas para mayo próximo.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 2005