Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAMPS ROMPE EL PACTO LINGÜÍSTICO

La oposición pide la dimisión de Font de Mora y una explicación urgente de Camps en las Cortes

El socialista Pla apunta que se han vulnerado los artículos 2 y 5 de la ley de creación de la AVL

Los partidos de la oposición, PSPV y EU-L'Entesa, pidieron ayer la dimisión del consejero de Cultura, Alejandro Font de Mora, por su injerencia en la autonomía de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL). El secretario general de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, pidió además la comparecencia urgente del presidente Francisco Camps en las Cortes "para que explique si está dispuesto a respetar las reglas del juego democrático o no". Pla censuró al PP por su modo de entender la política, porque "coacciona, amenaza e incluso elimina" a los que le molestan o critican.

Fue, como describió una parlamentaria socialista, una comparecencia pública de "firmeza" y de "fineza". Firmeza porque los socialistas consideran que la intromisión del Consell pone en riesgo la capacidad de esta autonomía y no están dispuestos a tolerarla, y de fineza porque Pla fue escrupuloso en sus alusiones a la Acadèmia tal y como se acordó en el pacto lingüístico que antecedió a su creación.

"Camps perpetró ayer [por anteayer] un atentado contra la democracia y las instituciones", dijo. Y para argumentarlo leyó los artículos 2 y 5 de la ley de creación de la AVL, donde se alude expresamente a la personalidad jurídica propia de la institución y a su autonomía funcional "para garantizar su objetividad e independencia".

La actuación de anteayer del Consell es, a juicio de Pla, un precedente peligroso. "¿Quién nos garantiza ahora que no vuelva a ocurrir lo de ayer [en la AVL] si la Sindicatura de Comptes o de Greuges presentan un informe que desagrada al Consell?", reflexionó Pla, que en un intento de contextualizar lo sucedido apuntó: "¿Se imaginan a un ministro del Gobierno dando lecciones a la Real Academia Española de la Lengua?".

Pla insistió en que el pasado miércoles el presidente utilizó la legitimidad de las urnas para acabar con ellas porque la Ley de Creación de la AVL se aprobó en su día con el voto favorable de las dos terceras partes del Parlamento autonómico, incluidos los representantes del PP. El socialista subrayó que esta "irrupción golpista" no tiene que ver con el dictamen del valenciano sino con la democracia. "Esto no es una república bananera y Camps ha dado un salto muy peligroso", apostilló Pla, quien insistió en que el Gobierno autonómico no puede "coaccionar, amenazar e incluso eliminar" a quienes no están de acuerdo con él.

El secretario general del PSPV-PSOE evitó responsabilizar a los miembros de la Acadèmia de lo sucedido "porque se han visto condicionados en el ejercicio libre de su responsabilidad", de ahí que reivindicara la tarea de la institución hasta el momento de la intromisión.

Los socialistas confían en que Camps reflexione sobre lo ocurrido y explique en las Cortes "si sigue en el monte" o vuelve al marco estatutario. Pla fue comedido cuando se le preguntó sobre los efectos del paso dado por el Consell en la negociación de la reforma del Estatut. "Depende de Camps", vino a decir. Y agregó: "El presidente Lerma sentó las bases de nuestro autogobierno, el presidente Zaplana promovió, junto al PSPV, la creación de la AVL, y el presidente Camps acaba de atacar a todas las instituciones valencianas y nuestras señas de identidad".

EUPV a través de su coordinadora, Glòria Marcos, calificó de "mafiosa y dictatorial" la "amenaza" de cambios legislativos en la entidad normativa. EUPV agregó que la actuación de Font de Mora fue "intolerable" al reventar el pleno de la AVL y amenazar a los académicos con medidas judiciales si no se plegaban a los postulados del Consell. "El consejero tiene que saber que haber tenido este comportamiento lamentable no puede quedar impune y que en política las cosas que se hacen no son gratis", dijo Marcos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de diciembre de 2004